La fuente de la plaza del Carmen lució ayer con todos sus chorros en la recta final del período de pruebas. Tras una jornada de ensayos con las luces de diferentes colores, los operarios han decidido dejar encendidas, por el momento, las rojas y blancas (como se ve en la imagen superior). Por el momento, los chorros estarán a un 30 por ciento de su capacidad, a la espera de que se inaugure el elemento ornamental, cuya reforma ha costado alrededor de 300.000 euros.