Treinta trabajadores municipales de Llanera han firmado este viernes la documentación que los convierte en personal laboral indefinido o en funcionarios del Ayuntamiento. Ha sido durante un acto lleno de emoción, pues muchos de ellos suman décadas al servicio de la Administración local y establizan ahora su situación dejando atrás la interinidad. Entre los que estabilizan su puesto hay personas que llevan hasta 38 años en el Consistorio.