La testigo Carmen Judith Romero ha relatado al tribunal entre sollozos, cómo vivió los momentos en los que la furgoneta arrolla a decenas de personas.