José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid, señala al “sanchísmo y podeísmo” como culpables de diseñar una campaña de desprestigio, para acabar con el PP, ya que no pueden acabar con las políticas de centro-derecha en el consistorio. Preguntado por los periodistas, Almeida asegura que no se le pasa por la cabeza dimitir: "¿De verdad tengo que dimitir por ser víctima de un delito?".