La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado este lunes que no hay un problema sanitario, sino un problema político en lo referente a la situación de la atención primaria. Durante un breve encuentro con periodistas en la localidad madrileña de Chinchón donde hoy se celebra la décima Asamblea Nacional de los Pueblos Más Bonitos de España, Ayuso ha calificado de "infantil" el encierro de médicos que terminó anoche en la consejería de sanidad y ha insistido en la idea de que los partidos de izquierda instigan las protestas.