La rotura de una tubería general ha inundado a primera hora de esta tarde varias calles de Montecerrao, por lo que los coches circulan con precaución debido a la cantidad de agua acumulada en las calzadas.

La tubería se rompió durante las labores de construcción de un edificio en la plaza Fernando Álvarez García y a los pocos minutos, la rotonda y las calles adyacentes quedaron anegadas. El agua, que baja con barro, ha afectado al comienzo de la calle Aller y baja por los dos sentidos de la calle Piloña hasta la rotonda de la Avenida de las Segadas.

Los operarios del servicio de Aguas de Oviedo, Aqualia, están trabajando para cortar la fuga.