Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vida vuelve al interior del chigre

"Esperamos que este sea el último empujón", aseguran los hosteleros

Las terrazas han marcado el ritmo del consumo en la hostelería ovetense en el último mes pero hoy por fin la vida ha vuelto al interior de los bares: "Esperamos que sea el último empujón", aseguraba este mediodía el dueño de La Noceda, en plena calle Gascona. Es uno de los que bajó la persiana con las restricciones del cierre perimetral. "La terraza es muy pequeña y no era rentable seguir abiertos solo para consumiciones en el exterior". "El problema de las terrazas es el sitio, llevábamos muchos días sin sentarnos a tomar nada", asegura un cliente. En la sidrería La Manzana los clientes aprovechaban la apertura interior para volver a comer el menú. "No había muchas reservas porque la apertura fue precipitada pero somos optimistas de cara a los próximos días", explica Alfonso Menéndez.

Compartir el artículo

stats