Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las armas para luchar contra la avispa velutina

El clima de Asturias favorece la proliferación de nidos

Pablo Valdeolmillos empezó a dejar un poco de lado una vida entera dedicada al sector de los transportes para declarar la guerra a una de las amenazas naturales más serias del planeta, la avispa asiática. Ovetense de Latores, pero afincado en Colloto, la creciente invasión de velutinas le llevó a crear junto a su mujer, Marta González, una empresa especializada en combatir a estas pequeñas intrusas que amenazan con extinguir las abejas y su indispensable labor en el ecosistema. El pasado 26 de julio el matrimonio fue requerido para controlar la población de la especie en Oviedo. En apenas tres semanas, gracias a un sofisticado dron y a carabinas han conseguido erradicar más nidos que los retirados por los bomberos en los siete meses anteriores.

Compartir el artículo

stats