Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Miki López

El Museo de Feas Artes baja a pie de calle en Oviedo

Los artistas ovetenses Isarel Sastre e Inés Álvarez reinauguran su centro expositivo con una muestra sobre la vanidad

–¿Por qué de Feas Artes?

–Bueno, porque estamos pegados al de Bellas Artes y, además, llamándonos así las cosas solo pueden ir a mejor.

Era día de gala y se notaba. El que responde a la pregunta es el artista ovetense Israel Sastre, que junto a su pareja, Inés Álvarez, inauguraban ayer su Museo de Feas Artes (MUFA). En realidad, era una reinauguración, ya que el espacio expositivo –que abrió hace unos meses en varios de los pisos del mismo edificio en el que viven los dos artistas del centro de Oviedo– ahora baja a pie de calle. “Hemos decidido dar un giro, acercarlo a la gente”, señala Sastre. La primera de las exposiciones, la inaugural, trata sobre la vanidad humana. Se titula, de hecho, “Omnia vanitas”. Dentro del museo hay un esqueleto sin cabeza mirándose a un espejo; televisores que no sintonizan ningún canal; y objetos de coleccionismo como un felpudo del hotel “Overlook” –protagonista de la novela de Stephen King–, un libro de Dostoyevski a la que cambiaron el título por “Soy un fedor”, un cartel de un antiguo estanco, y así un largo etcétera.

Compartir el artículo

stats