La afición del Real Oviedo ha superado las altas espectativas con el apoyo al equipo, que ha sido llevado en volandas al Carlos Tartiere.