Los «techos» de Asturias tienen dueñas. Unas 880 mujeres, junto a tres centenares de acompañantes, se sumaron ayer al reto «Encumbradas», iniciativa del Patronato Deportivo Municipal de Siero que tenía por objetivo que al menos una mujer coronara cada una de las cumbres más altas de los 78 concejos del Principado

Las condiciones meteorológicas sonrieron a las montañeras, que a lo largo de la mañana fueron saliendo de cada municipio en diferentes horarios con destino a sus respectivas cumbres. Lo hicieron con amigos, familiares y hasta mascotas, para cubrir un desafío con el que se pretende dar visibilidad a las mujeres en el deporte y la capacidad de las féminas para hacerse con cualquier reto que se les ponga por delante. Además de «reconocer su mérito, esfuerzo y capacidad de superación, a través del logro de un reto colectivo ambicioso, nunca alcanzado, que requiere necesariamente de la implicación, compromiso y superación de metas individuales», subrayan los organizadores.