Mercadona pisa el acelerador verde y redobla su apuesta por cuidar del planeta. Y lo hace con una estrategia global enfocada en reducir y reciclar, siguiendo los preceptos de la economía circular y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La denominada Estrategia 6.25 de la compañía presidida por Juan Roig se materializará en un triple objetivo: reducir un 25 por ciento el plástico en todos sus supermercados, lograr que todos sus envases de plástico sean reciclables y reciclar todo el residuo plástico que se genere en sus centros.