Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El dolor por la enfermedad de tu hijo llega a ser físico": el duelo de tres familias que han perdido a sus hijos por el cáncer

Montserrat, Carmen y Gemma se reúnen en Gijón para compartir experiencias: "No hay un tratamiento psicológico después del duelo"

Rubén, Pablo y Alba fallecieron a causa de un sarcoma. Sus familias afrontan de formas muy diferentes un duelo que comenzó el día que les comunicaron el diagnóstico. "En ese momento sientes un dolor que llega a ser físico", explica Carmen Toribio. Ella se preparó para despedir a la pequeña Alba a pesar de que muchas madres no quieren oír hablar de cómo será el momento final. "Es como si al hacerlo tiraras la toalla". Para Salvador Perea y Gemma Molleda su hijo sufrió más a causa de su oncóloga que del cáncer. "Un joven de 25 años no está preparado para escuchar que su enfermedad no tiene cura, no necesitaba que le dijeran las cosas con tanta crudeza". A Pablo le diagnosticaron el cáncer con 16 años y falleció el día que cumplió 18. "Pasó unos dolores terribles. Unas semanas antes de que me dijeran que lo iban a sedar nos propusieron ir a Barcelona para hacerle un tratamiento a medida. ¿Por qué no lo hicieron antes?", se pregunta Montserrat Martín. Ahora estas tres familias gijonesas comparten duelo y recuerdan a sus hijos. "No hay un tratamiento psicológico específico", lamentan.

Compartir el artículo

stats