Hoy en el juicio contra la llamada "manada de Sabadell" ha sido sobrecogedor escuchar a la víctima de esa violación múltiple. Ha relatado el horror que vivió en esa nave abandonada donde tres individuos abusaron de ella. Un acoso que había comenzado antes en un bar de Sabadell. La joven fue asaltada en la calle por uno de ellos y llevada a la fuerza hasta el lugar en el que se produjo la agresión.