Menchu Álvarez del Valle, la abuela paterna de la Reina doña Letizia, ocupó una discreta primera fila desde la que poder ver a su nieta y seguir el discurso del Rey, don Felipe. Sentada en una silla de madera y tras una valla, fueron muchos los que pasaron por delante y junto a ella sin fijarse en quién era, aunque un más que discreto dispositivo de seguridad estaba pendiente de que la veterana locutora radiofónica gozara de las mejores condiciones.