Rubén Álvarez tiene muy claro lo que quiere ser en la vida: músico, fisioterapeuta de futbolistas, "del Sporting si se puede" o atleta. Anoche emocionó al jurado de Idol Kids con su potente interpretación del himno de Asturias. El sueño de este pequeño lavianés es poder cantar, una afición que comparte con su abuelo, tal y como confesó al presentador del programa Jesús Vázquez. "Yo canto en los escenarios, en los concursos y con mi abuelo cuando vamos juntos en el tractor". En su vídeo de presentación Rubén mostró su día a día con su abuelo, "del que casi nunca me separo", juntos van a por leña, cogen manzanas o hacen los chorizos para el San Martín.