Óscar ya ha demostrado de lo que es capaz. Pese a ser su segundo programa, el concursante ha dejado claro en La Pista que es un rival de altura y que ha llegado a Pasapalabra dispuesto a dar toda la guerra posible a Moisés.

Tal es la ambición del recién llegado que, pese a ser todavía su segunda participación en El Rosco, ha firmado un arranque espectacular con siete aciertos del tirón. Su rival, por su parte, ha preferido mantenerse con pies de plomo para no precipitarse.

Óscar estaba volando, llegando a iluminar de verde hasta 22 palabras en su primera vuelta. A Moisés, sin embargo, no se le veía cómodo. Se ha trabado en alguna ocasión y se le notaba una inseguridad impropia en él.

Finalmente, el menos experimentado ha terminado cerrando su rosco con 23 aciertos obligando a Moisés a hacer una tanda de 11 para igualarle y evitar la Silla Azul. Una gesta que no ha logrado, por lo que Oscar se ha impuesto por primera vez en el rosco, cosechando así su primera victoria.