Ahora que el otoño se ha instalado y el invierno ya asoma, hay que extremar la precaución al volante. Las bajadas de temperaturas, la lluvia o incluso la nieve puede complicar la circulación y dificultar los viajes por carretera,

Por todo ello, es fundamental llevar el coche en perfectas condiciones y con todos los indicativos en perfecto estado. Conducir con luces fundidas o usándolas mal nos puede salir caro y puede suponer, además, un riesgo para nosotros , otros conductores y las personas que nos acompañan.

Multa por usar mal las luces antiniebla

Según las cifras de la Dirección General de Tráfico durante el pasado año 2022 el 34% de los fallecidos en siniestros que se produjeron en la carretera tuvieron lugar en horas en las que apenas había luz (entre las 20:00 horas y las 07:00 horas). Por ello, es importante recalcar el papel que tienen las luces de los vehículos de cara a tu propia seguridad