Una tremenda ola tumbó a un turista en Tazones (Villaviciosa) mientras fotografiaba la escena y lo arrastró varios metros calle arriba.