¿Tuvo una muralla Villaviciosa? La respuesta es que sí y, de hecho, quedan restos que sorprenden a los visitantes que se animan a realizar la ruta por el casco histórico de la capital maliayesa, compuesta por un completo itinerario para conocer todos los rincones emblemáticos de la localidad. Los vestigios se encuentran perfectamente señalizados con un monolito y a ellos se llega caminando hacia la Calle del Agua, aunque lo que queda de la muralla está en una placita denominada Caleyina Les Indies.

"La construcción de la muralla se aproxima al año 1270, año en el que el rey Alfonso X "El sabio" otorga la Carta Puebla a Villaviciosa. Por entonces, la Villa eta conocida por el nombre de Maliayo", destaca la información municipal que se ofrece al turista y que en parte figura también en una inscripción del monolito que señaliza uno de los lugares con más historia de la capital de Villaviciosa.

Vista de los vestigios de la muralla. P. T.