El presupuesto de Villaviciosa vuelve a incrementarse por cuarto año consecutivo. La Corporación municipal aprobó este miércoles por la noche la propuesta presentada por el equipo de gobierno que preside Alejandro Vega, la cual supera los 14,8 millones de euros y vuelve a dar prioridad a las políticas sociales. Este aumento se debe, principalmente, a transferencias de otras administraciones, mayores ingresos del Estado y a la emisión de un mayor número de licencias.

La partida para Servicios Sociales supera este ejercicio los tres millones de euros. Permitirá desarrollar políticas de atención a las personas mayores, discapacidad y lucha contra la exclusión social. Se incluye, por ejemplo, el dinero destinado a la residencia de mayores Nuestra Señora del Portal, servicio con mayor gasto y déficit del municipio.

Por su parte, las inversiones rondarán los 400.000 euros. Se incluyen partidas para la reparación de caminos, mejoras de los edificios escolares del colegio Maliayo y CRA La Marina, restauración de instalaciones y edificios públicos con deficiencias…También se mantienen las partidas para financiar los programas y servicios de la Mancomunidad Comarca de la Sidra, así como el apoyo a las actividades culturales, deportivas, vecinales y de promoción turísticas desarrolladas por entidades locales.

Destacan, además, los recursos destinados a la financiación de la redacción del Plan General de Ordenación (PGO) y del catálogo urbanístico, cuya aprobación inicial está prevista para este año. También se incorporan peticiones realizadas en el Consejo de Participación, como el incremento de las partidas para obras de interés vecinal, que alcanza los 35.000 euros, y la subvención nominativa al Ateneo Obrero, que se sitúa en los 10.000 euros.

“Será necesario hacer frente al incremento de costes en áreas de gasto muy importantes afectadas por la situación socioeconómica, lo que determina un importante grado de incertidumbre sobre la evolución de la gestión presupuestaria en este ejercicio”, explican fuentes municipales.

Todas las partidas se verán reforzadas con el remanente de tesorería del Ayuntamiento, que, una vez más, volverá a incluir el grueso de las inversiones para este año. La decisión de congelar tasas e impuestos, así como de mantener el gasto en todos los programas municipales, obligará a aplazar determinadas inversiones y nuevas iniciativas, que podrían llegar a ejecutarse acudiendo al endeudamiento para su financiación. En 2018 se llevó a cabo la amortización anticipada de la deuda, que desde entonces se mantiene a cero.