La canción asturiana corona a Jorge Tuya en Villaviciosa: así fue el homenaje al as de la tonada

"Mi corazón es vuestro", agradece el intérprete durante el cálido homenaje que le dedicaron sus compañeros en el Teatro Riera

Jorge Tuya, segundo por la derecha, durante el homenaje

Jorge Tuya, segundo por la derecha, durante el homenaje

Ni las más de setenta canciones que tiene grabadas, los cientos de premios que atesora a lo largo de su carrera o las miles de actuaciones que suma en toda una vida prepararon a Jorge Tuya para lo que le tenía deparada la jornada de ayer. "Estoy más nerviosu que para cualquier concurso al que me haya presentado", confesaba a las puertas del Teatro Riera. El cantante de tonada, considerado como uno de los mejores de la historia del género, se subió pasado el mediodía de ayer, una vez más, al escenario. Y podría decirse que, por primera vez, no le salía la voz. Porque en esta ocasión no era para dar, sino para recibir el homenaje de sus compañeros de profesión, que han querido impulsar un reconocimiento a su figura, a "un monstruo de la canción asturiana".

Melchor Fernández Díaz, durante su intervención. | L. P.

Melchor Fernández Díaz, durante su intervención. | L. P. / Luján Palacios

Tuya, acompañado por su mujer, Margarita del Valle, y sus hijos Miguel y Luis, así como por toda su extensa familia, tuvo que echar mano al micrófono y al pañuelo, emocionado hasta las lágrimas, para agradecer a los organizadores del homenaje y a los cientos de personas que abarrotaron el patio de butacas. "Mi corazón es vuestro, es una satisfacción enorme veros hoy a todos aquí; había gente que llevaba décadas sin ver", confesaba tras recoger numerosos presentes, tanto de parte del Ayuntamiento como de los intérpretes de canción asturiana. Uno de los más especiales fue el que le ofrecieron sus hijos. El primer trofeo que ganó en un concurso y que han mantenido guardado como oro en paño.

Fue en el año 1979, en el concurso de Radio Oviedo que se celebraba en Mercaplana, y el cantador tenía 19 años, tal y como recordó Melchor Fernández Díaz, exdirector de LA NUEVA ESPAÑA y amante reconocido de la canción asturiana, encargado en la gala de ayer de glosar la figura de Tuya.

"Aprendió seguro en casa, en Seloriu, donde nació en 1958 en una familia campesina, hijo de Jorge y Carmen. Trabajó en el campo en la hacienda familiar", recordó Fernández Díaz, antes de relatar como desde los 18 años "ya cantaba asturianaes, que a buen seguro aprendió de su padre y de sus tías, que también cantaban muy bien".

Melchor Fernández, durante su intervención.

Melchor Fernández, durante su intervención. / L. P.

Trabajador del sector de la madera, de la construcción y, finalmente, comercial para Sidra Trabanco, siempre se dedicó con intensidad a la canción, con "Vicente Miranda, Xuacu de Sama y Juanín de Mieres como sus cantantes de referencia", rememoró en su glosa el periodista, quien quiso destacar "su abrumadora superioridad en los concursos de canción asturiana". Cuando en 2014 anunció su retirada, tras vencer por octava vez en el Ciudad de Oviedo, "Jorge había ganado 57 concursos individuales, a los que habría que añadir dos por parejas con Josefina Argüelles, y nadie duda que, de haber seguido compitiendo, habría arañado algunas marcas más", indicó Melchor Fernández, quien no se resistió a insinuar la comparación con la retirada del futbolista Toni Kroos: "Ambos lo hicieron en lo más alto", señaló.

Jorge Tuya agradeció la glosa con la mano en el corazón y arropado por la mejor banda sonora. Porque, como no podía ser de otra manera, por el escenario del Riera pasaron figuras como José Manuel Collado, Mari Luz Cristóbal, Vicente Prado "El Pravianu", Ismael Tomás, Lorena Corripio o Álvaro Fernández, con piezas tan emblemáticas como "Le di al candado", "Recordando vieyos tiempos", "Amagostasti castañes", "Hay una línea trazada", "Cuando Dios fixo la vida", con versión dedicada a Tuya, o "Aquellos emigrantes".

Tampoco faltaron grandes como Javier de Arroes o Marcelo Victorero, que le impuso un pin en forma de gaita de plata, azabache y oro. Jorge Tuya y su inseparable Luis Estrada, el Dúo Astur, despidieron la gala cantando juntos "Debaxo del molín". Una actuación apoteósica coronada de la mejor forma, ya que el alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, anunció que propondrá al Pleno la concesión de la Medalla de Villaviciosa para ambos intérpretes, historia viva de la canción asturiana.