Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teresa Mallada

25N, todo el peso de la ley y la fuerza de la educación

Por desgracia, no se salvan vidas con guantes morados, eslóganes y pancartas

Hoy, 25 de noviembre, fecha en la que se conmemora el ‘Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres’, debemos no solo condenar con contundencia todas las agresiones a mujeres y niños, sino también reflexionar sobre lo que debemos hacer como sociedad para erradicarla.

En lo que va de año, treinta y siete mujeres y cinco niños han sido asesinados. Además, una veintena de menores se han quedado huérfanos. Vidas segadas por una violencia cruel e irracional, la máxima expresión de la desigualdad. Una lacra que requiere una actuación integral desde todos los frentes.

En los últimos años hemos avanzado mucho, hemos dejado de mirar para otro lado y hombres y mujeres nos hemos puesto al lado de las víctimas señalando y condenando al agresor, pero mientras una sola mujer o un solo menor sean víctimas de estos crímenes execrables, no podemos rendirnos.

Desde el Partido Popular, estamos convencidos de la importancia de educar en igualdad para evitar estas conductas, de trabajar para mejorar la protección de las víctimas, de avanzar en la igualdad de oportunidades para que todas las mujeres sean independientes y puedan alejarse del agresor, y de que todo el peso de la ley caiga sobre los maltratadores. Por eso, mientras algunos piden que se derogue la Prisión Permanente revisable, nosotros pedimos que se aplique para estos asesinos.

Por desgracia, no se salvan vidas con guantes morados, eslóganes y pancartas. Se salvan con educación, garantizando la igualdad de oportunidades, protegiendo a las víctimas y aplicando la Ley.

Compartir el artículo

stats