Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mariví Monteserín

Mariví Monteserín

Alcaldesa de Avilés

Fortalecer el consenso social contra la violencia de género

Silenciarla u ocultar la realidad supone una condena a muerte para muchas mujeres

Cada 25 de noviembre celebramos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer como una jornada de reivindicación en el que damos voz a todas las mujeres y niñas que sufran cualquier tipo de violencia de género.

Cuando en el año 2004 aprobamos en el Congreso de los Diputados la Ley Contra la Violencia de Género, sabíamos que su éxito dependía de nuestra capacidad como sociedad de alcanzar un gran acuerdo político, social y ciudadano en torno a su cumplimiento.

El primer logro fue alcanzar un pleno consenso político que expresaba el espíritu y compromiso colectivo de la sociedad española. Se impulsó un importante ordenamiento jurídico que nos permitió conformar ese consenso social contra la violencia de género y por la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres.

Hoy asistimos con preocupación a un intento por romper aquel acuerdo, negando la realidad de la violencia de género, y vulnerando el derecho de las mujeres a vivir en seguridad y libertad. Nuestra respuesta ante esta realidad es intensificar nuestras políticas, nuestros servicios y nuestro compromiso con la protección a las víctimas de violencia de género.

El Ayuntamiento de Avilés cuenta con recursos esenciales como el Centro Asesor de la Mujer que ofrece cobertura legal, protección y apoyo a las víctimas; la Casa de Acogida y los pisos tutelados que acogen las mujeres, hijos e hijas víctimas de malos tratos; el servicio de teleasistencia municipal; así como servicios de apoyo a las víctimas en la búsqueda de empleo mediante los itinerarios de acompañamiento laboral, o la inclusión de cláusulas sociales de contratación pública.

A estos recursos hemos sumado los Puntos Lila para la atención a víctimas de violencia sexual y, gracias a la implicación del Gobierno de Asturias, el Centro de Crisis para víctimas de agresiones sexuales.

La eliminación de la violencia de género exige, además, una labor diaria de educación, formación e información, especialmente ante determinados posicionamientos políticos que pretenden infravalorar socialmente la violencia de género y las conductas de los agresores.

Programas impulsados por el Ayuntamiento de Avilés, como Educando en los Buenos Amores -que impartimos en los colegios, institutos y centros de Formación Profesional- facilitan las herramientas necesarias para detectar y erradicar cualquier conducta de violencia de género.

Luchar contra la violencia de género es avanzar en la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. Este verano impulsamos el I Campus Feminista de Avilés como gran espacio de aprendizaje y encuentro donde intercambiar experiencias y crear conocimiento en torno a las reivindicaciones y aspectos que nos preocupan a todas las personas comprometidas con la igualdad. La violencia de género ocupó un importante espacio en todas sus actividades.

La educación y la formación nos permiten crear sociedades comprometidas por la igualdad y firmes contra la violencia de género. La denuncia es el paso necesario e imprescindible para poder garantizar la protección de las mujeres. La sociedad civil asume un papel vital en el apoyo a las víctimas, así como en la reafirmación del compromiso social que distingue a nuestro país contra la violencia de genero.

Ignorar esta violencia, silenciarla u ocultar su realidad supone una condena a muerte para muchas mujeres.

 

 

 

 

Compartir el artículo

stats