Los pescadores locales urgen una zona de descarga junto a la nueva rula de Luanco

Los marineros confían en trasladarse al complejo del Gayo, que cuenta con lonja y almacenes, antes de que termine 2015

21.11.2015 | 04:33
Presentación del proyecto de los almacenes, ayer, en el Gayo.

La nueva rula de Luanco ya está casi lista para recibir la venta de productos del mar. Los pescadores adscritos a la Cofradía se trasladarán en las próximas semanas al puerto del Gayo, donde están las modernas instalaciones pesqueras, compuestas por una lonja y veintiséis almacenes. Sin embargo, lo que más les preocupa a los marineros es la ausencia de una línea de atraque, es decir, una zona en la que descargar sus capturas en el muelle nuevo.

"Es triste que tengamos rula y almacenes y no un lugar para las descargas", remarcó el pescador Abraham Mazuelas antes de comenzar la visita al complejo junto a la consejera de Medio Rural, María Jesús Álvarez, y el director general de Pesca, Alberto Vizcaíno. El responsable regional, ante la demanda de los profesionales, avanzó que el Principado prevé ejecutar esa actuación, aunque sin concretar una fecha. "Es la segunda parte de la obra", apostilló la Consejera. El patrón mayor, José Luis Gutiérrez, afirmó que la lonja y los almacenes son "un sueño" para los pescadores locales. "Ahora ya tenemos las mismas instalaciones que cualquier otro puerto de España", destacó Gutiérrez, que incidió también en la necesidad de habilitar un muelle de descarga en el Gayo. Para ejecutar esa obra será necesario además nuevas labores de dragado.

"Tenía que haber elecciones cada dos meses para que los políticos hagan algo", destacó el pescador Lorenzo García Lopera, que reclamó la línea de atraque, como su compañero de tarea Julio Fernández, que añadió: "La zona de descargas era lo primero que tenían que haber hecho".

Los pescadores confían en poder utilizar las nuevas instalaciones antes de que finalice el año. "Hasta que no tengamos línea de teléfono e internet no podemos funcionar", señaló Gutiérrez, que apuntó además que los almacenes para marineros se repartirán por sorteo.

La nueva rula cuenta con 425 metros cuadrados de superficie útil con almacenes, viveros y cámaras frigoríficas. La planta baja de este edificio, con una superficie de 292,42 metros cuadrados, se destinará exclusivamente a la actividad pesquera. La zona central, con doble altura, se dedicará a la recepción de pescado y a la cancha, ambas zonas con acceso directo desde el exterior. En esta planta se instalarán también las cámaras de fresco y de congelados. En el lateral del edificio se situará una amplia zona para viveros de marisco y en el otro lateral, se habilitará el área administrativa además de los aseos y vestuarios. Cada uno de los veintiséis almacenes ocupa 38,22 metros cuadrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine