01 de abril de 2017
01.04.2017

Las transfusiones de sangre suben más que las donaciones

El envejecimiento pasa factura a las reservas

01.04.2017 | 04:08
El doctor Ángel González Ordóñez y Carlos Vigil, ayer, durante la ponencia.

La necesidad de sangre para usos hospitalarios está subiendo a mayor ritmo que las donaciones en Asturias. Así lo explicó ayer el doctor Ángel González Ordóñez, jefe del servicio de Hematología del Hospital Universitario San Agustín, durante el homenaje a la que fue durante muchos años presidenta de la Asociación de Donantes de Sangre de Avilés y Corvera, Palmira García. "Estamos dos puntos por encima de la media nacional, pero en uso de sangre estamos seis puntos por encima de la media", advirtió.

El envejecimiento de la región es clave: influye en que haya más demanda y en que la reserva sea menor. "La oncología y los enfermos no solucionables son cada vez más, como consecuencia de este envejecimiento. Y el 23,5 por ciento de mayores de 65 años están excluidos de la donación". Coincidió en este diagnóstico el catedrático de Urología de la Universidad de Oviedo Safwan Escaf Barmadah: "Cada día vemos más pacientes oncológicos porque vivimos más tiempo y tenemos más problemas que no se pueden solucionar con cirugía. Muchos pacientes necesitan transfusiones masivas, cada vez que ingresan son dos bolsas, y será así hasta que fallezcan: el consumo es importante".

Además de este tipo de pacientes, se consume mucha sangre en los trasplantes hepáticos. Estas operaciones pueden requerir "decenas de bolsas", tal y como indicó Escaf Barmadah. Eso sí, se ha reducido el consumo, por ejemplo, en las reservas preoperatorias que se realizan para una operación oncológica. "Antes reservábamos un exceso, de 3 a 4 bolsas, hoy sólo una y apenas la usamos. Eso es por la mejora de la técnica y el mejor aprendizaje".

El doctor Ordóñez señaló que para combatir las debilidades del sistema sanitario es necesario mejorar el manejo de las reservas, optimizar el manejo clínico de pacientes, compartir informáticamente bases de datos, recircular unidades próximas a la caducidad y desarrollar un plan de contingencia autonómico para las situaciones de carencia. Actualmente cuando falta sangre de algún grupo se recurre a préstamos con otros bancos de sangre.

El jefe de Hematología del San Agustín tuvo un recuerdo para Palmira García, que fue paciente del servicio y "tuvo una actitud admirable en todo momento". También de García hablaron los participantes en la mesa redonda en la que intervinieron María García Hernández (directora del Centro Comunitario de Sangre y Tejidos), Ángel del Río (miembro fundador de Donantes de Avilés y Corvera), Martín Manceñido (presidente de la Federación Nacional de Donantes de Sangre), Faustino Valdés (presidente de la Federación Asturiana de Donantes de Sangre) y Carlos Vigil Blanco (presidente de la Asociación de Donantes de Avilés y Corvera). Los actos de homenaje a Palmira García concluirán hoy, a las 20.30 horas, con un concierto en San Nicolás de Bari.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine