18 de abril de 2017
18.04.2017
El Bollo La Comida en la Calle

"Una fiesta como ésta es para estar orgulloso de los avilesinos", indican los hosteleros

Decenas de comensales de otros puntos de España, como 90 senderistas gallegos, se unieron al evento en el centro histórico

18.04.2017 | 08:15
Manolo Rodríguez bebe de la bota de vino en la mesa de sus compañeros de las redes sociales.

Viene de la página anterior

"Una fiesta como esta es para estar orgulloso de los avilesinos", manifestó Miguel Villabrille ayer mientras iba de acá para allá atendiendo a los invitados, ubicando comensales. "Es la fecha más señalada en el calendario de los chigreros", confirmó este propietario de un local del Carbayedo. Y David Franqueira, que atendió 570 reservas que le habían hecho sus clientes para la Comida en la Calle, opinaba igual: "No hay fiesta mejor que esta". La plaza del Carbayedo y las calles Galiana y San Francisco fueron las que más comensales aportaron al récord mundial: 3.469 de los 11.836 totales. Las otras zonas fueron: la plaza de Carlos Lobo, la calle de La Ferrería y Hermanos Orbón, con 2.709 comensales; en El Parche y en Rivero comieron 2.217 personas; en las inmediaciones de La Fruta, hubo 1.824 participantes; y en Sabugo, 1607.

La familia de Conchita Marino y Dionisio Rubio fueron de los primeros del banquete: "Siempre nos gusta llegar tranquilos, antes del follón", apuntaba ella. "Somos catorce: abuelos, hijos, sobrinos...", añadía. "Y nietas", reivindicaba una de las olvidadas. "Estamos yo, que soy Claudia Guerrero, mi hermana Rocío y también Zaira Domínguez", aseguraba. El resto de los comensales, mientras tanto, abrían la primera botella de sidra. "No me des, que ya bebí suficiente", apuntaba Conchita Marino, "la matriarca". Los catorce de esta familia son de Avilés y de Raíces Nuevo. Precisamente en la localidad castrillonense se celebró una nueva edición de su particular Comida en la Calle: más de 350 personas sacaron los filetes rusos al parque. Lo estupendo "es compartir conversación", apuntaba la concejala de Festejos, Ana Hevia, sin parar en todo el día.

Desde media mañana, Lucas Dorado -el Charlot de la charanga "El Felechu"- no paró de bailar y de recorrer las calles de la ciudad poniendo banda sonora a una jornada espectacular como pocas en muchos años. "El tiempo nos ha ayudado mucho", reconocía Mariví Monteserín, la alcaldesa, ya fuera de micrófonos. Los "Menudos Notas" también fueron los encargados de poner música a la fiesta. Ellos no llevan a Charlot, visten de amarillo y se les nota a la legua.

No todos los que contribuyeron a hacer que la Comida en la Calle sea la más grande eran de Avilés. Hubo, por ejemplo, un grupo de 120 personas que se dio cita por redes sociales. "Venimos de Langreo, El Entrego, de Gijón...", apuntaban a coro. Sobre la mesa: mejillones, ensaladilla y ganas de celebración. "Vamos a conseguir el récord", vaticinaban antes de meterse los notarios en harina. A eso vinieron los 90 miembros de la A Canteira, que es una asociación de senderistas de la localidad coruñesa de Ceda, todos con camiseta y fular rojos. "Querían haber venido todos, pero por cuestión de autobuses tuvimos que sortear los puestos", explicaba Juan Fernández Fidalgo, uno de los miembros del club y el responsable de la aventura. "Soy de Avilés y les dije cómo era todo esto", contaba. Y así se vinieron: con jamón cocido, con lacón cocido y "la de mi madre".

Tamara Luna y Carmen López, la xana y su primera dama, comieron pronto fabada. "Hemos entregado un montón de premios. Es muy divertido, nos dan flores", reconocía la reina de las fiestas. La xanina, Carmen Pérez, no dejó a la pregonera, la bailarina Olga Mesa, en ningún momento. Tiene ocho años y las ideas claras:

-Quiero ser bailarina y coreógrafa, -dijo.

-¿De qué tipo?, -preguntó Mesa.

-Contemporánea, -contestó la xanina; y Mesa se mostró henchida-. No había vivido nada como esto, -concluyó.

La fiesta de estar todos juntos -la de ayer- se remarcó con un grupo de chavales de Salinas. "Normalmente, íbamos a comer al parque, pero esta vez nos hemos quedado en el mismo Parche", explicaban Paula Alonso y Heli García. "Nos hemos aburguesado", reconocían entre sonrisas y con sidra enfriándose en cubos llenos de agua.

Pasadas las cinco de la tarde, la organización empezó a recoger mesas, sillas y aplausos. Los que quedaban se metieron en los bares y todos juntos esperan volver a triunfar el próximo año. Superar el récord es ya uno de los deberes de esta fiesta orgullosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Avilés y comarca

Los gestores del Niemeyer reclaman más de 1,4 millones a Natalio Grueso y su equipo

Los gestores del Niemeyer reclaman más de 1,4 millones a Natalio Grueso y su equipo

La Fundación del centro cultural pide quince años y medio de cárcel para el exdirector, que se le...

El jefe de aluminio primario en Europa en Alcoa visita la planta de Avilés

El jefe de aluminio primario en Europa en Alcoa visita la planta de Avilés

Timpthy Reyes traslada a los sindicatos que está descartado aumentar la producción e invertir a...

Concentración de protesta por el escape de gas, a las 20.00 horas en el Parche

Concentración de protesta por el escape de gas, a las 20.00 horas en el Parche

El diputado de Podemos Héctor Piernavieja ya anunciado su presencia en el acto que convoca la...

El concejo pide 675.000 euros al banco para abonar expropiaciones de Balbín

El concejo pide 675.000 euros al banco para abonar expropiaciones de Balbín

"Podemos ir al crédito porque ya amortizamos deuda", explica el Alcalde, que no incluyó dinero...

"El comportamiento ético es rentable para las empresas"

"El comportamiento ético es rentable para las empresas"

"La sociedad sí tiene valores, lo que ocurre es que estamos ante una transformación a la que...

Enlaces recomendados: Premios Cine