Blog 
Cadencia imperfecta
RSS - Blog de Alfredo González Gutiérrez

El autor

Blog Cadencia imperfecta - Alfredo González Gutiérrez

Alfredo González Gutiérrez

Alfredo González (Turón, 1981) es un escritor de canciones asturiano -y pseudopoeta ocasional-, con cinco discos a sus espaldas y un libro a punto de salir del horno. Premiado cuatro veces en los AMAS y con un Premiu al Meyor Cantar, ha recorrido el estado varias veces con sus canciones, llegando a ...

Sobre este blog de Cultura

Blog sobre música y canciones donde importa más lo que se cuenta que el modo de contarlo, donde nos interesan tanto los protagonistas como sus asistentes, donde prima la letra por encima de la música. ...


Archivo

  • 26
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Oviedo

    Canciones para que salga el verano

       Escribir sobre el verano en plena jornada electoral mientras veo cómo llueve al otro lado del cristal, esa es mi intención. Y no lo hago desde un supuesto baladí, en ocasiones soy una persona bastante retorcida. Ahora llueve, con cierta desidia, pero en AEMET han publicado que entre las seis de la tarde y las doce de la noche vuelve la luz. Caprichosa la meteorología...

       Pero bueno, a lo que iba, que aquí nos gusta hablar de las canciones. El 21 de junio entró el verano (me gusta mucho cuando la gente lo expresa así, como si el verano entrara con sombrero de paja y olor a "after-sun" en nuestra casa para quitarnos la oscuridad de las ojeras) y a mí se me vienen a la sesera muchas canciones que me retrotraen a los veranos de mi vida, que me guiarán por este nuevo estío como si no hubiera cumplido un año más.

      La primera de ellas es de un disco que lleva la luminosidad ya en su portada, el "Salitre 48" de Quique González. Casi cualquier canción de este disco me lleva al verano, tanto por la época en que lo conocí como por el protagonismo que ha tenido en años posteriores, pero me gusta imaginarme por esa carretera que desemboca en el puerto, quemando naves y malos augurios bajo el sol de Conil de la Frontera -o de Gandía, o de Los Narejos...- cantando muy alto eso de que "todo lo demás no importa".

     

    Seguramente por los acordes mayores, o porque la escuché mucho en el verano de 2009... No sé por qué, pero "La cafetera" de The New Raemon con sus pareados (y hay que hilar muy fino para que un pareado no haga saltar por los aires las normas del buen gusto) también me enciende las velas del optimismo estival. "Preparando cafeteras para que tomes conmigo / Otro almuerzo distinguido disfrutando del domingo"

     

    Con "Estaciones" de Antonio Vega me pasa como con "Todo lo demás" de Quique González, que me apetece conducir bajo el sol (y yo no tengo carnet de conducir). Curiosamente, salieron el mismo año (2001), también en el que yo me subí por primera vez a un escenario. Cosas que tiene la vida... Y qué necesario es recordar al maestro, siempre.

     

    "Y por esto vivo el día,

    día simple, día claro.

    Vivo, al menos, sin temores

    sin el miedo de gozar"

     

    Aunque le respeto mucho, a día de hoy no presto mucha atención a los discos de Manolo García; pero en 1998, con mis diecisiete relucientes, su primer disco en solitario fue la banda sonora del último verano de mi adolescencia. Sería injusto hablar de los veranos de mi vida y no elegir ninguna canción de "Arena en los bolsillos". Por la edad que tenía, por las puertas que comenzaban a abrirse y por la inconsciencia del que se sabe eterno, me quedo con aquello de "Prefiero el trapecio, para verlas venir en movimiento"

     

    Tal vez porque es de Cádiz y todos los veranos me llevan al sur, tal vez porque esta canción también forma parte de muchas quincenas de agosto. Por muchos motivos... la inserto aquí. Yo la conocí como "No es verdad", aunque ahora se titule "Desatado".

    "No es verdad que el horizonte sea una línea

    en un trozo de papel,

    es un momento robado"

     

    La última de mis "canciones del verano" es una de esas canciones que uno escucha cuando sale de la ducha, que dan ánimo para todo el día. La primera vez que vi a The Jayhawks en directo fue, precisamente, un mes de julio de hace dos años y esta canción, en concreto, se me quedó grabada para siempre en una fotografía. Es importante para hoy, para las últimas horas del día. No sea que tengan razón los meteorólogos y acabe por salir el sol.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook