Blog 
Cadencia imperfecta
RSS - Blog de Alfredo González Gutiérrez

El autor

Blog Cadencia imperfecta - Alfredo González Gutiérrez

Alfredo González Gutiérrez

Alfredo González (Turón, 1981) es un escritor de canciones asturiano -y pseudopoeta ocasional-, con cinco discos a sus espaldas y un libro a punto de salir del horno. Premiado cuatro veces en los AMAS y con un Premiu al Meyor Cantar, ha recorrido el estado varias veces con sus canciones, llegando a ...

Sobre este blog de Cultura

Blog sobre música y canciones donde importa más lo que se cuenta que el modo de contarlo, donde nos interesan tanto los protagonistas como sus asistentes, donde prima la letra por encima de la música. ...


Archivo

  • 24
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Oviedo

    Sí es tan fiero el león como lo pintan.

     

       El pasado día 10 leí un artículo de Belén Carreño para "El Diario.es" acerca de los mitos y realidades sobre la cuota de los autónomos con el que no puedo estar completamente de acuerdo. Al menos en lo que respecta a mi profesión, la de músico (léase cantante, compositor, intérprete, arreglista y un largo etcétera de derivados aplicables al término).

      Estoy seguro de que todos los que nos dedicamos a este tipo de trabajos hemos escuchado miles de veces eso de que no estamos obligados a cotizar si ingresamos menos del salario mínimo interprofesional y que no hay una ley que lo regule pero sí hay jurisprudencia apoyada en diversas sentencias. Visto en el papel suena maravilloso: como no llego a cobrar 764€ al mes, no tengo que pagar la cuota de autónomos y puedo emitir mis facturas sólo con estar dado de alta en algún epígrafe del IAE (Impuesto de Actividades Económicas). En la cruda realidad ni es tan maravilloso ni tan altamente posible. 

       Me explico: para empezar, por mucho que el Tribunal Supremo haya zanjado el asunto a nuestro favor todas las veces que lo ha tenido enfrente, a la hora de emitir ciertas facturas tienes que ser autónomo sí o sí. No sé cómo funcionan otras administraciones, pero el Principáu d'Asturies exige que sea una empresa la que emita esa factura. Por más veces que uno intente enviar la "clásica" factura de X - IRPF (o X + IVA - IRPF, nunca he tenido claro cuál es la correcta), siempre le será devuelta. Y, por supuesto, no sólo el Principáu, también ocurre en los Ayuntamientos (bien es cierto que hace quince años lo aceptaban todo, pero la corrupción ha encendido muchas alarmas).

       Para continuar, a la hora de hacer la Declaración de la Renta, si uno acude a la Agencia Tributaria son todo problemas. Que si son "Actividades Económicas" y no se pueden declarar, que si el alta en el IAE no es suficiente y así hasta un sinfín de trabas, una para acada agente. ¿Una solución?. Acudir a tu banco más cercano o hacerla tú mismo con el "Programa PADRE". Pero, ¿quién nos asegura que estamos exentos de multas en caso de inspección al no haber una ley reguladora al respecto?. Y, aún habiendo jurisprudencia suficiente, ¿quién paga por nosotros los costes judiciales?. 

       Y para finalizar, por no extenderme demasiado en temáticas que no son propiamente las de este blog, la no cotización a la Seguridad Social conlleva muchas deficiencias en materia no sólo sanitaria que todos conocemos. 

       He decidido hablar, muy resumidamente, sobre este tema porque el desconocimiento de la situación es amplio, y no sólo entre los afectados. En otro momento, abierta la espita, profundizaré acerca de la falta de facturación y el "mundo en B" en el que sobreviven miles de músicos, y acerca de las tácticas y estrategias que tenemos que seguir para poder enviar facturas legales y cobrar. Porque, aunque no lo parezca, sí es tan fiero el león como lo pintan.

       

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook