Un previsible futuro cercano lejos del Suárez Puerta

Los ocho jugadores que acaban contrato y que no recibieron noticias del club desde finales de mayo se ven fuera del Avilés

29.06.2016 | 03:44

A los técnicos del Avilés les quedan dos días para tomar una decisión sobre los ocho jugadores que acaban contrato mañana jueves: Otero, Borja Noval, Jorge Fidalgo, Jorge Sáez, Cristian, Jorge Cayarga, Óscar Ruiz y Josín, que una vez solucionados los problemas físicos que le impidieron entrenar durante los últimos meses está en la misma situación que el resto. Sólo Ibón sabe que no sigue. Y el club está pendiente del portero Guillermo (que espera la nota de la oposición a profesor de Secundaria), y de Álex García, que estuvo cedido desde enero y le queda un año con el Levante B.

Todos llegaron el pasado verano al Avilés y ninguno sabe nada del club desde que el equipo perdió la eliminatoria del play-off contra el Lagun Onak el pasado 29 de mayo, pero todos entienden que el silencio es significativo, "porque cuando un jugador interesa se dan prisa en renovarlo por miedo a perderlo", alegan, y ya buscan alternativas de futuro un tanto decepcionados con el proceder de los técnicos avilesinos.

Jorge Fidalgo (28 años) jugó 35 partidos la pasada temporada (31 de titular) y se ve fuera. "No se nada de ellos, están fichando y no cuento con el Avilés porque tengo asumido que no voy a seguir, pero hay que esperar al 30 de junio para decidir". El gijonés ya tiene "varias cosas" para el próximo año. "Hay que moverse, pero echo en falta una llamada del Avilés para decir lo que quieren. No veo nada de seriedad".

Jorge Cayarga (19 años) llegó en enero desde el Oviedo B, entró 11 veces en la lista de Pablo Lago, fue titular contra el Condal y el Urraca, y marcó un gol, el 1-7 que cerró la goleada ante el Roces. "No se nada desde que acabó el play-off y me busco otros equipos porque viendo como fue la temporada y que sigue Lago, mi primera intención es no quedarme", señaló. El avilesino asegura que estuvo "muy a gusto en el club", durante estos meses pero que necesita continuidad. "No quiero estar en un equipo puntero para ir a la grada, necesito minutos y tener opciones de jugar".

El lateral izquierdo Óscar Ruiz (23 años) también llegó en enero desde el filial azul. Fue convocado en 16 ocasiones, jugó 10 veces en el once y metió un gol, el segundo del 1-6 al Ceares, pero al final dejó de entrar en los planes de Lago. "No se nada de nada del Avilés, pero está claro que busco equipo", señaló.

El central o lateral izquierdo Borja Noval (30 años) jugó 26 partidos, 18 de titular, y da por seguro que este año cambiará de aires porque "lamentablemente no se nada". El futbolista gijonés señala que "quería escucharlos a ellos primero, pero no se decantan por nada y estoy escuchando a otros equipos". Y añadió: "Es muy raro lo que están haciendo porque al menos esperaba que si no tienen pensando que siga lo digan para ir buscando algo. No se puede esperar a julio para decir que no cuentan contigo porque luego no hay sitio en los equipos". El defensa lamenta que "todo lo bien que se hizo durante la temporada parece que se perdió ahora, y al final tendremos que llamar nosotros".

El medio Jorge Sáez (26 años) aguantó unos días en Avilés tras concluir la temporada pero al no recibir noticias del club tuvo que volver a Madrid sin saber nada de su futuro. Y así sigue. "No se nada de nada, nadie me llamó para comunicarme nada y aquí sigo, esperando desde hace mucho tiempo una llamada para bien o para mal". El jugador madrileño fue uno de los fijos de Lago y el equipo notó su ausencia en el partido decisivo del play-off ante el Lagun Onak. Estuvo en 34 partidos, 33 de titular, y marcó dos goles, ambos el primero del 3-0 del Avilés al Astur y al Praviano.

El punta Cristian (24 años), jugó 33 partidos (25 de titular) y fue el segundo máximo goleador del equipo, tras Jorge Rodríguez, con 19 tantos, incluido el de vuelta contra el Lagun Onak que igualaba la eliminatoria. El ovetense empezó jugando en su puesto favorito de delantero centro pero el cambio de sistema de Lago, que pasó a jugar con un punta, le relegó a la banda e incluso a la grada y ahí empezaron los problemas entre ambos. El ovetense tuvo opciones de salir en enero, pero lo paró Lago para no quedarse sin efectivos arriba y ahora no saben nada del club ni él ni su representante, que esperaba una llamada y al no producirse le busca alternativas para jugar en Segunda B fuera de Asturias.

El central Otero (39 años), baraja la posibilidad de dejar el fútbol, aunque también esperaba unas noticias del Avilés que de momento no llegaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine