02 de julio de 2009
02.07.2009

"Dos gobiernos y una misma política antiterrorista"

El presidente del Gobierno ha ratificado hoy su total respaldo al lehendakari, Patxi López, en su primera reunión institucional en la Moncloa

01.07.2009 | 20:51
El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero (i), ha recibido esta mañana ante el edificio principal del Palacio de la Moncloa al lehendakari, Patxi López (d), dandose ambos un fuerte apretón de manos con gestos muy sonrientes y entre saludos ante las cámaras.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el lehendakari vasco, Patxi López, coincidieron hoy en señalar que la reunión que celebraron en el Palacio de la Moncloa es la de dos Gobiernos que tienen "una sola política antiterrorista" y que luchan por erradicar la violencia de ETA valiéndose de todos los instrumentos del Estado de Derecho. En su comparecencia ante los medios, ambos recalcaron la "complicidad" que existe hoy entre los dos Gobiernos en esta materia y se comprometieron a trabajar juntos por el desarrollo del Estatuto de Guernika.

Además resaltaron lo "especial" de su primera reunión en el Palacio de La Moncloa. Quien más se prodigó en halagos fue el jefe del Ejecutivo central, que calificó a Patxi López como "el lehendakari del cambio y de la esperanza" y reiteró en varias ocasiones su "orgullo" y "satisfacción" porque sea él quien esté al frente del Gobierno Vasco. El lehendakari también expresó su "agradecimiento" a Zapatero por su "apuesta por abrir un nuevo tiempo en el País Vasco".

En el encuentro, que se prolongó durante más de dos horas, ambos dirigentes abordaron tres temas: la lucha contra el terrorismo, la lucha contra la crisis y las transferencias de Gobierno. En el primer asunto, los dos coincidieron en señalar que el momento actual es el de "dos Gobiernos y una misma política antiterrorista".

"Una política antiterrorista para perseguir y erradicar la violencia de ETA, para apoyar y reconocer a las víctimas del terrorismo, para unir a los demócratas contra el terrorismo, para eliminar cualquier espacio que los violentos o quienes les apoyan puedan utilizar de las instituciones democráticas, una política antiterrorista donde el liderazgo de Patxi López está siendo fundamental, un cambio cualitativo y determinante". Así resumió Zapatero el principal asunto que hoy abordó con el jefe del Ejecutivo vasco, a quien le transmitió el "pleno entendimiento y respaldo absoluto" del Gobierno de España.

Tras apuntar que esta reunión tiene también como objeto "dar normalidad a las relaciones" entre ambos Gobiernos, de manera que sean "permanentes, fluidas y productivas" para ambos, el lehendakari se comprometió a que, a partir de ahora, el Gobierno vasco participará en "todos los foros multilaterales" como el resto de comunidades autónomas. "Nunca más habrá una silla vacía de Euskadi porque ahí se decide el futuro de España", aseguró.

CONTRA ETA NO SOLO COOPERACIOÓN, "COMPLICIDAD ABSOLUTA"

Por lo que se refiere a la lucha contra ETA, el lehendakari aseguró que las relaciones entre el Gobierno central y el vasco no sólo se basan en la "cooperación", sino que que cuentan con una "complicidad absoluta", porque tienen "una misma política antiterrorista".

Esta política, explicó, se centra en utilizar "todas las herramientas del Estado de Derecho para combatir a ETA"; en buscar "la deslegitimación de ETA y de todo su entramado"; en atender de manera "permanente" a las víctimas y a su "reivindicación de justicia, dignidad y memoria", y en buscar la coordinación "que tiene que mejorarse hasta convertirse en complicidad" entre las diferentes Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado.

Además, Patxi López explicó que ambos han valorado "muy positivamente" la sentencia del Tribunal de Estrasburgo sobre la ilegalización de Batasuna, que viene a expresar "claramente que España es un país democrático en el que no puede darse cobertura política al terrorismo".

APOYO DE FRANCIA A LA CONEXIÓN DEL TAV

El segundo de los asuntos que centró la reunión de hoy fue la crisis económica y las medidas que ambos gobiernos están poniendo en marcha para batallar contra ella. Zapatero resaltó que, con el País Vasco, la cooperación estatal se debe centrar las infraestructuras y el campo del I+D+I. En su opinión, la recuperación económica debe tener como "tractor fundamental" el apoyo a "la capacidad de innovación que tiene la sociedad vasca y todo su sistema de investigación tan poderoso".

Por su parte, el lehendakari recordó que la intención del Gobierno vasco es "acelerar" todo lo posible la llegada de la Alta Velocidad a Euskadi, aunque reconoció algunas dificultades porque el anterior Ejecutivo no hizo "todos los deberes que había que hacerse". Además, aprovechó para despejar "la duda" sobre la conexión con Francia y anunció que ayer llegó una carta del primer ministro francés, François Fillon, en la que "manifiesta claramente que una de las prioridades de su Gobierno es la conexión con alta velocidad con España y con esta línea" en concreto.

También explicó que, al hilo del TAV, se van a "acelerar" los proyectos de intermodales en las tres capitales vascas y en Irún, así como el soterramiento de la llegada del tren a Vitoria. Además, se abordaron otras iniciativas como la regeneración de la bahía de Pasaia y otros proyectos relacionados con el I+D+i, que también han sido "bien recibidos" por Zapatero, como la creación de un centro de biofísica en el parque científico de Leioa y de un polígono industrial en el entorno del aeropuerto de Foronda para "relanzar la actividad comercial" de la zona.

SIN RENUNCIAR A NINGUNA TRANSFERENCIA

En tercer lugar, ambos dirigentes hablaron hoy del estado de las transferencias "pendientes para Euskadi" y aseguraron que trabajarán por el desarrollo del Estatuto de Gernika. Zapatero anunció que se ha "comprometido" con López para "darles el máximo impulso" y "celeridad", de modo que puedan "reforzar el autogobierno" y ambos subrayaron que la "prioridad" ahora son las competencias que redunden en la reactivación de la economía.

Además, Zapatero aseguró que, como ha "mantenido", seguirá teniendo un "pleno respeto al autogobierno vasco, a la identidad vasca y al euskera".

UNO DE ENERO, POLITICAS ACTIVAS DE EMPLEO

Patxi López expresó su satisfacción por el compromiso de Zapatero de "acelerar las negociaciones" de manera que el 1 de enero estén en manos del Gobierno vasco "todas las competencias y todos los instrumentos" que tienen que ver con las políticas activas de empleo. Además, explicó que se ha hablado de "otro paquete de transferencias" en el ámbito de la metereología y el salvamento marítimo, en el que tiene que haber "un cambio de concepción" para que sean consideradas transferibles.

Preguntado por la posición del Gobierno vasco sobre la transferencia de las competencias sobre Prisiones, el lehendakari reconoció que se ha establecido un "calendario de prioridades" y se centran en las que tengan que ver con el empleo, pero insistió en el interés de su Ejecutivo de "no parar en ninguna" competencia, aunque algunas requieran "más tiempo".

CONSOLIDAR EL ESTATUTO FRENTE A LA DEFUNCION QUE PRETENDIAN OTROS

Por lo que se refiere a Prisiones, López reconoció la "complejidad y dificultad" de la negociación y explicó que su Gobierno no busca una "política del todo o nada", sino que quiere ir "conquistando cuotas de autogobierno". En este sentido, recordó que ya se ha negociado que el personal de sanidad y educativo de las prisiones sean competencia del Gobierno vasco.

López insistió en que lo que pretende el desarrollo estatutario es "consolidar el Estatuto en Euskadi". "Frente a años anteriores en los que lo que se pretendía era la defunción del Estatuto, nosotros queremos poner en valor nuestro marco de autogobierno, de convivencia, que respeta ideas y sentimientos y queremos recuperar los pactos entre diferentes que supone el Estatuto de Guernika", aseguró el lehendakari.

EUROPA PRESS

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine