18 de noviembre de 2016

El Rey alaba el "diálogo y la generosidad" que permitieron formar Gobierno

Felipe VI alerta del "desencanto" generado por el largo bloqueo institucional y llama a "dignificar" la vida pública

18.11.2016 | 03:56
El Rey alaba el "diálogo y la generosidad" que permitieron formar Gobierno

El Rey alabó ayer en el Congreso "la generosidad y la responsabilidad" que permitieron investir a Mariano Rajoy presidente del Gobierno el pasado 29 de octubre, e invitó a los partidos a practicar el "diálogo permanente" en un discurso, el de solemne apertura de la XII Legislatura, con llamamientos a la regeneración de la vida pública y de las instituciones, a las que pidió "dignificar" y "prestigiar".

Era día de estreno para Felipe VI, que asistía por primera vez como monarca a la apertura de un periodo legislativo. Pero la pompa no impidió que su contrario, los gestos con mayor o menor grado de falta al protocolo, abundaran. Hubo de todo. Para empezar, los diputados y senadores de Unidos Podemos (la sesión era conjunta) no se levantaron de sus asientos cuanto el Rey entró en el Congreso con su familia, y después no asistieron ni al besamanos ni a la parada militar.

Tampoco aplaudieron, gesto que secundaron los nacionalistas vascos (PNV) y catalanes (PDECat, la antigua Convergència). Los representantes de ERC y EH Bildu ni siquiera ocuparon sus escaños.

Pero hubo más: el senador de Unidos Podemos por Navarra Iñaki Bernal desplegó una bandera republicana a la que le faltaba la franja morada. Una diputada del mismo Grupo se puso de espaldas al Monarca y otro, Diego Cañamero, lució una camiseta con la frase: "Yo no voté a ningún Rey". La "número tres" de Podemos, Carolina Bescansa, escribió en Twitter, dirigiéndose a la Reina: "Letizia, si vas a llevar a tus hijas al Hemiciclo, prepárate para una campaña de insultos y descalificaciones sin límite".

Hasta ahí, el recibimiento al Rey, que, tras escuchar a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, reivindicando el Parlamento como "principal foro de debate político" para expresar opiniones desde "el debido respeto", llamó la atención de diputados y senadores sobre el "desencanto" generado por el largo periodo de bloqueo institucional y la amenaza, finalmente abortada, de unas terceras generales.

"Es muy importante subrayar que la crisis de gobernabilidad se ha resuelto, finalmente, con diálogo, con responsabilidad y también con generosidad", dijo Felipe VI. A lo que añadió que "los intereses generales han estado muy presentes en su solución". La frase le costaría después algunas críticas de Podemos. Íñigo Errejón le afeó que hubiera "bendecido" el acuerdo que permitió a Mariano Rajoy seguir en la Moncloa. Y Pablo Iglesias vio en sus palabras el reflejo de "un tiempo que ya pasó".

No obstante, el Rey sembró su discurso de referencias a las dificultades que entraña la fragmentación parlamentaria. El pluralismo, dijo, "requiere de un diálogo permanente y de un debate siempre constructivo", de manera que "la generosidad, la responsabilidad, el respeto y el entendimiento sean valores permanentes en la vida pública", reclamó.

Y también recordó a los diputados y senadores que la agenda política futura debe estar marcada por la necesidad de impulsar la "cohesión social" y fortalecer el Estado del bienestar, sin olvidar la "regeneración de nuestra vida democrática" y "la regeneración moral de la vida pública".

Así que después de pedir "firmeza" en la lucha contra la corrupción, el jefe del Estado dio todo el valor al respeto a las leyes como "garantía esencial de la democracia" y, a renglón seguido, alertó de que ese diálogo reiteradamente mencionado en su discurso debe ser "sincero y leal" e impulsado por "el espíritu fraternal entre todos los españoles".

"Porque España no puede negarse a sí misma tal y como es; no puede renunciar a su propio ser y no puede, en fin, renunciar al patrimonio común construido por todos y desde el que debemos seguir edificando un futuro compartido", dijo en alusión a los nacionalistas vascos y catalanes.

Tras el discurso, los socialistas se congratularon por el llamamiento al diálogo hecho por el Monarca y juzgaron su discurso "muy adecuado al momento político que estamos viviendo".

El portavoz popular, Rafael Hernando, lo consideró "enormemente constructivo y positivo" por poner el acento en el diálogo para intentar buscar "los logros comunes" y, por el contrario, recomendó ignorar "numeritos" como el de la bandera republicana y la camiseta antimonárquica.

Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos, valoró un discurso "lleno de sentido de Estado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

España

Pedro Morenés.
Rajoy escoge a Morenés como embajador en EE UU

Rajoy escoge a Morenés como embajador en EE UU

El exministro de Defensa sería el encargado de las relaciones diplomáticas con el gobierno de Trump

El Gobierno asumirá en el futuro el salario mínimo que pacten los agentes sociales

El Gobierno asumirá en el futuro el salario mínimo que pacten los agentes sociales

Los sindicatos consideran insuficiente la subida de la retribución básica, un "gran éxito" para...

La Puerta de los Leones del Congreso no quiere abrirse

La Puerta de los Leones del Congreso no quiere abrirse

Las jornadas de puertas abiertas con las que todos los años el Congreso celebra el aniversario de...

Archivada la querella del exministro Soria que apartó de la política a una jueza

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha archivado la querella por prevaricación, cohecho y...

La jueza pide la imputación del presidente de Murcia por cuatro delitos

C's anuncia que exigirá su dimisión si finalmente es investigado como corrupto

El PSC niega que su neutralidad responda a la amenaza de apartarlo del PSOE

Los dos partidos inician el proceso para revisar sus relaciones, con frentes abiertos en lo...

Enlaces recomendados: Premios Cine