La lucha contra el terrorismo islamista
 

La CIA ve derrotada a Al Qaeda en Arabia e Irak y a la defensiva en el resto del mundo

l Al menos nueve muertos en Yemen por los disparos de un trastornado en una mezquita l La Policía del Ulster propone negociar con Bin Laden

 

Washington / Saná

La organización terrorista Al Qaeda «está esencialmente derrotada en Irak y en Arabia Saudí» y a la defensiva en el resto del mundo, incluidos sus reductos en la frontera de Afganistán y Pakistán, según el director de la CIA, Michael Hayden.


En una entrevista que publicó ayer el diario «The Washington Post», el director de la Agencia Central de Inteligencia habló de «grandes avances contra los aliados de Al Qaeda en el Oriente Medio y una campaña cada vez más exitosa para desestabilizar a los cabecillas del grupo».


Hayden advirtió de que Al Qaeda es «una amenaza grave» pero añadió que Osama bin Laden pierde «la batalla por los corazones y las mentes en el mundo islámico y ha perdido en gran medida su capacidad para explotar la guerra de Irak en el reclutamiento de militantes».


Hace sólo un año, un estudio de la CIA llegó a la conclusión de que la guerra de EE UU en Irak había favorecido la propaganda de Al Qaeda y había generado donaciones de dinero y legiones de voluntarios.


«En un balance general ahora estamos en una situación mucho mejor», dijo Hayden al diario. Entre los logros Hayden mencionó «la casi derrota estratégica de Al Qaeda en Irak, la casi derrota estratégica de Al Qaeda en Arabia Saudí y retrocesos significativos de Al Qaeda globalmente».


Según el «Post», «la sensación de que ha cambiado el balance en la lucha contra el terrorismo la comparten numerosos expertos, aunque algunos advierten de que es demasiado temprano para decir si esos avances son permanentes». Observadores añadieron que las declaraciones de Hayden pueden estar influidas por el actual período electoral y estar destinadas a favorecer las posibilidades del candidato republicano, John McCain.


La realidad sobre el terreno sigue siendo, sin embargo, contumaz. Al menos nueve personas murieron ayer y otras 15 resultaron heridas por los disparos indiscriminados de un hombre contra los fieles que participaban en la oración del mediodía del viernes en la mezquita Kuhal, situada en la provincia yemení de Omrán, a 80 kilómetros al norte de la capital, Saná. Según fuentes del Ministerio yemení del Interior, que descartaron que el suceso se deba a disputas tribales, el asaltante, que se rindió a las fuerzas de seguridad, padece «trastornos mentales», lo que en modo alguno excluye su filiación yihadista.


Mientras, desde Belfast, el jefe de la Policía del Ulster, sir Hugh Orde, defendió abrir un proceso de negociación con la organización de Bin Laden para intentar poner fin a su campaña de violencia indiscriminada. Orde justificó su propuesta por el resultado de las conversaciones promovidas entre Londres y la dirección del IRA, que llevaron la paz al Ulster tras décadas de conflicto.

Enlaces recomendados: Premios Cine