La Corredoria, en obras para preparar la construcción del último enlace del HUCA

El soterramiento de la línea de alta tensión comenzó ayer y la estructura del futuro vial ya está fabricándose en taller

04.08.2015 | 04:05
Operarios y máquinas, ayer, trabajando en La Corredoria en el soterramiento de la red eléctrica.

Con el soterramiento de la línea de alta tensión en La Corredoria empiezan las obras previas a la construcción de la conexión al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) desde la AS-II. El futuro vial se elevará desde la autopista hasta La Corredoria. Su estructura, que irá montada por piezas, ya está siendo fabricada.

La Consejería de Fomento aún no trabaja con previsiones sobre el avance de las obras. Por ahora, explican fuentes de ese departamento, lo que está en marcha es la adecuación de los servicios a los que afectará el trazado de la futura carretera, caso de la línea de alta tensión, y la construcción de la estructura, que se hace en taller.

Los trabajos de soterramiento de la línea de alta tensión que pasa por La Corredoria han obligado a cortar el tráfico en la carretera de La Estrecha -la prolongación de La Corredoria Alta- en el tramo comprendido entre las calles Aguamiera y Jardín del Principado. Las restricciones comenzaron ayer y se mantendrán hasta la finalización de esta obra, que si todo discurre según está previsto será a final de este mes de agosto.

En este caso las obras son visibles pero, según explicaron fuentes de la Consejería de Fomento, también está previsto realizar ajustes en otros servicios que los ciudadanos ni siquiera percibirán.

La conexión desde la AS-II es la última pieza del entramado vial en torno al HUCA; cuesta 18 millones de euros y su apertura al tráfico fue anunciada por el Gobierno del Principado para finales del año 2016. Las obras fueron adjudicadas a la empresa Dragados S. A.

Esa conexión al HUCA completa la red viaria en torno al nuevo Hospital, una vez terminado el año pasado el denominado "anillo hospitalario", que rodea el complejo sanitario. Los accesos al HUCA fueron motivo de confrontación entre las administraciones local y regional e hicieron peligrar la apertura del complejo hospitalario. El Ayuntamiento de Oviedo, gobernado en aquel momento por el PP y con Agustín Iglesias Caunedo en la Alcaldía, amenazó al Principado con no otorgarle la licencia de apertura hasta que todos los accesos comprometidos estuviesen abiertos. Argumentaba que los nuevos flujos de tráfico hacia el Hospital podrán colapsar la ciudad. Finalmente, el Ayuntamiento y el Principado llegaron a un acuerdo y el complejo sanitario pudo abrir sus instalaciones en los plazos anunciados por el Ejecutivo regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine