Sanidad relevará a todos los gerentes de las áreas, salvo a los de Oviedo y Avilés

PP e IU critican las convocatorias de directivos sanitarios porque permiten presentarse a personas ajenas a la Administración

09.10.2015 | 04:18
Desde la izquierda, José Adánez, Manuel Matallanas, Francisco del Busto y Javier Ferrer, ayer, en el HUCA.

Sólo dos de los ocho gerentes de las áreas sanitarias de la región continuarán en sus cargos: los de Oviedo, Manuel Matallanas, y Avilés, Begoña Martínez Argüelles. Los restantes serán relevados. La novedad es que sus sucesores no serán designados por el procedimiento habitual, directo y sin mediar convocatoria. En esta ocasión, las plazas han sido convocadas en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) -las bases salieron publicadas ayer-, si bien persiste el mecanismo de libre designación. Una segunda novedad: podrá presentarse a estos procesos selectivos "personal ajeno a la Administración", con el fin de que "la Administración pueda contar con un mayor y heterogéneo número de aspirantes que concurran en condiciones de igualdad al presente proceso de provisión de puesto".

¿Qué pueden poner sobre la mesa los candidatos? No existe propiamente un baremo de méritos, por lo que, en rigor, no puede hablarse de concurso. Los textos de las convocatorias explican lo que ha de adjuntarse a las solicitudes: "Currículum profesional, en el que consten títulos académicos, experiencia profesional y/o de gestión sanitaria en el desempeño de cargos directivos en instituciones sanitarias o puestos de trabajo con funciones similares al que se concursa, publicaciones, cursos, ponencias y cualesquiera otros méritos y documentos que deseen poner de manifiesto".

El BOPA concreta que "se podrá convocar a los aspirantes, si se estimara conveniente, para la celebración de entrevistas personales que versarán sobre el currículum profesional y las aptitudes para el desempeño del puesto de trabajo".

El plazo de presentación de candidaturas será de 20 días hábiles, a contar desde hoy. Las solicitudes y la documentación serán elevadas al gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), José Ramón Riera. Éste, una vez valoradas "atendiendo a los principios de mérito y capacidad y a criterios de idoneidad y competencia profesional", las trasladará con la correspondiente propuesta de nombramiento al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, en su calidad de presidente del consejo de administración del Sespa, quien efectuará el nombramiento.

"El candidato nombrado para el desempeño de un puesto de trabajo por libre designación podrá ser cesado discrecionalmente por la autoridad que acordó su nombramiento", precisan las convocatorias publicitadas ayer en el BOPA.

Estas novedades procedimentales, ya esbozadas por LA NUEVA ESPAÑA el pasado 25 de septiembre, intentan que no se repita lo sucedido en la pasada legislatura, en la que se dictaron varias sentencias judiciales que anularon nombramientos de cargos de responsabilidad, incluso el del "número dos" del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y del conjunto del área sanitaria de Oviedo. El argumento de los magistrados se basaba en que estos nombramientos, al no haberse producido mediante una convocatoria pública, han vulnerado "flagrantemente los principios de publicidad de concurrencia". Al ser omitido este requisito, proseguían, resulta imposible comprobar que el elegido "goza de los méritos, de la capacidad y de la idoneidad necesarios para desempeñar el puesto correspondiente, aun cuando éste se califique como directivo".

Los cambios introducidos para satisfacer las exigencias de los jueces no han gustado nada ni al Partido Popular ni a Izquierda Unida. Según el diputado regional popular Luis Venta, portavoz de su partido en materia de función pública, la Consejería de Sanidad "está incumpliendo la Ley 7/2014 de Función Pública, que establece la premisa de que los cargos directivos deben ser empleados públicos con vinculación permanente con la Administración". Venta añade que las convocatorias publicadas ayer "extienden la libre designación a personal ajeno a la Administración, una coletilla escandalosa que sirve para seguir metiendo a los amigos". Y apostilla el diputado popular: "Se convoca un concurso público, sí, pero con trampa".

También se pronunció al respecto Gaspar Llamazares, diputado autonómico de IU, quien expresó su "sorpresa y exigencia de explicaciones a la Consejería de Sanidad". ¿Razones? "Primera, que la apertura a personas del ámbito privado está al margen de la Ley de Función Pública, que sólo contempla a los candidatos del ámbito público: funcionarios, estatutarios... Segunda: políticamente estamos convencidos de que para la gestión pública lo mejor son los trabajadores públicos y no los 'fichajes' de sectores privados, y en este caso hay múltiples malas experiencias. Es inaceptable".

Las plazas convocadas ayer en el BOPA corresponden a los gerentes de las área sanitarias de Jarrio, Cangas del Narcea, Gijón, Arriondas, Mieres y Langreo, a dos subdirectores de los servicios centrales del Sespa y a varios puestos más de las áreas.

Sobre estas convocatorias se pronunció también ayer el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, durante una visita al HUCA: "Desde mi toma de posesión me comprometí a que todas las plazas de directivos iban a llevarse por el libro, todas con una convocatoria pública en la que la concurrencia sea la norma. Será un proceso absolutamente libre, abierto y público. A partir de ahí, se decidirán las personas que consideremos las mejores para desempeñar las funciones de cada puesto", señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine