Lne.es »

El municipio instalará un ascensor y rampas en Ciudad Naranco

La quiebra de la empresa que rehabilitaba el quiosco del Bombé paraliza la obra hasta que se adjudique de nuevo

28.11.2015 | 05:02
El quiosco de la música del Bombé, cuyas obras han quedado paralizadas.

El tripartito dio ayer luz verde a la adjudicación de una serie de obras en Ciudad Naranco a la empresa Ingeniería de Construcción y Obra Civil de Asturias para mejorar la accesibilidad de algunas de las vías de uno de los barrios con más desniveles de la ciudad. Los trabajos más llamativos se centrarán en las calles Fernández de Oviedo y en Coronel Bobes.

En la primera se instalará un ascensor y una rampa mecánica para facilitar el tránsito por una zona que en la actualidad muchos vecinos con problemas de movilidad no pueden utilizar debido a lo empinado de la zona. Además, se mejorará el firme de la calzada, se colocarán nuevas aceras y bordillos y se construirá un pequeño jardín. El Ayuntamiento también aprovechará para renovar el alumbrado público, sustituyendo las luminarias actuales por bombillas de bajo consumo (led). Mientras, en la calle Coronel Bobes se baraja ampliar las aceras hasta un ancho de 1,80 metros. Esto permitirá instalar nuevo mobiliario urbano (bancos y papeleras), además de farolas y árboles. También se procederá a la renovación del pavimento y los bordillos y a colocar bombillas led en las farolas. La actuación se extenderá desde el cruce con Nicolás Soria al de la calle Ricardo Montes. Las obras en Fernández Oviedo y Coronel Bobes cuentan con un presupuesto de 402.683 euros (IVA no incluido) y tendrán un plazo de ejecución de cuatro meses.

La obra que se le ha atragantado al Ayuntamiento es la de rehabilitación del quiosco de música del paseo del Bombé en el Campo San Francisco. La quiebra de la empresa a la que se le adjudicaron los trabajos en septiembre de 2014 por 241.999,99 euros, MC Conservación y Restauración S. L., ha obligado al Ayuntamiento a cancelar en contrato. La Junta de Gobierno ya aprobó la anulación del acuerdo. Por el medio, fue necesario solicitar un informe al Consejo Consultivo del Principado, que dio luz verde al asunto.

Ahora, el municipio está a la espera de varios trámites administrativos, como escuchar en audiencia a los responsables de la empresa para que ofrezcan su versión de los sucedido. Una vez dados estos pasos, el Ayuntamiento tendrá que redactar unos nuevos pliegos de condiciones para poder adjudicar el proyecto a otra empresa.

Desde el Consistorio no se quieren dar plazos para una obra que debería haberse acabado el pasado 20 de enero, pero se asume que los trabajos "no empezarán de forma inminente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine