Los vecinos de los pueblos exigen al gobierno que limpie ya las carreteras

Residentes en la zona rural reclaman un servicio que incluya el desbroce de las cunetas

17.12.2015 | 02:52

Los vecinos de la zona rural del municipio reclamaron ayer al concejal de Economía, Rubén Rosón, que acelere el proceso para la limpieza "inmediata" de los caminos de sus localidades. El edil de Somos les indicó que el servicio de desbroce contratado por el Ayuntamiento ha iniciado sus trabajos "hace tres semanas", pero los vecinos aseguraron que en muchos de sus pueblos todavía no había llegado la máquina y continuaban sucios. "Es lamentable que sigan los caminos sin limpiar", reprocharon. Rosón explicó que el contrato actual de desbroce es de 320.000 euros con vigencia hasta diciembre de 2016 y avanzó que, de cara a 2017, se aumentará la partida hasta 400.000. Los residentes en el cinturón verde del municipio reclamaron al concejal podemista, además, que incluya en el servicio el desbroce de las cunetas de los caminos, uno de "los principales problemas" porque "al no limpiarlas los pavimentos se resienten y quedan mal".

Todo esto sucedió ayer por la tarde en el Auditorio en una reunión entre el concejal de Economía y responsable de la zona rural y varias decenas de representantes de asociaciones de vecinos de los pueblos del concejo. Rosón, que habló en representación del gobierno local (Somos, PSOE e IU), estuvo acompañado de su compañero de partido y concejal Fernando Villacampa. En el acto no hubo representación de los otros dos socios de Somos en el gobierno (PSOE e IU). Fuentes municipales aseguraron a este dario que "no fueron invitados".

Durante la cita, de más de hora y media de duración, Rosón fue aclarando a los vecinos el estado de las obras que fueron pactadas por el PP e IU en el anterior mandato a cargo del remanente y que no se ejecutaron este año. El edil ya le había enviado el pasado viernes un correo electrónico con un documento del estado de las mismas. En él, se podía comprobar que sólo se habían ejecutado 17 de 54, como adelantó el lunes este periódico. En total, se dejaron sin hacer dos tercios de las obras prometidas, una situación que causó malestar en los vecinos, que llevan meses reclamando lo suyo. De hecho, tanto Rosón como IU ya se reunieron hace semanas con ellos para darles explicaciones.

Ayer, la reunión sirvió para más o menos lo mismo que entonces, con la salvedad de que los presupuestos ya están muy avanzados y podía haber más concreción. Se habló del campo de fútbol del Juvencia, del polideportivo de Trubia, del saneamiento en Colloto o de distintas mejoras en zonas como Santa Marina de Piedramuelle. Rosón fue explicando una a una las obras y el estado actual y, muchas veces, echó la culpa al PP por "prometer" cosas que luego no fueron incluidas. De otras obras que no le sonaba, se desmarcó asegurando su desconocimiento: "Nostros somos nuevos. Otros socios, no", señaló en referencia al PSOE y a IU, que pactó esas obras con los populares. El concejal podemista se comprometió, además, a revisar la partida para el puente de Olloniego, que no figura en el presupuesto municipal para 2016.

La cita empezó tarde porque Rosón se reunión en la reunión del tripartito para abordar las cuentas municipales. Los tres socios coincidieron en afirmar que mostraron su "acuerdo general" y que, salvo pequeños "flecos", existe un pacto presupuestario que se aprobará en los próximos días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine