Cofrades desde la cuna

La Hermandad de los Estudiantes recibe a 87 nuevos miembros, entre ellos un bebé al que impusieron la medalla mientras dormía

22.02.2016 | 03:36
Cofrades desde la cuna

Marcos Fernández tiene dos años y cuando se haga mayor podrá contar que fue proclamado nuevo cofrade mientras dormía.

Cuando pregunte por qué se abandonó al sueño en un momento así, habrá que decirle que el asunto tiene una explicación. O varias: el acto empezó con cierto retraso, la misa se alargó y era la hora de comer. Así, ni el sonido de las trompetas interpretando el himno de España a todo volumen fue capaz de despertarle. Así que recibió la medalla y el diploma en brazos de su madrina Elena. Tan contento.

El pequeño Marcos está, desde ayer, entre los cofrades más jóvenes de la Hermandad de los Estudiantes. Ayer fue uno de los 87 nuevos hermanos que se sumaron a la cofradía, compuesta ya por más de 900 integrantes. Cofrades desde la cuna está él y también Ekaitz Treborreguero González (5 meses), que ayer no pudo asistir a la tradicional función principal de instituto que cada año celebran Los Estudiantes para bautizar a los nuevos integrantes.

Allí estaba, por ejemplo, Ramón Vila (16 años), que decidió adherirse a la Hermandad en su clase de judo, cuando su profesor le contó lo que hacían. "Me gusta la gente de aquí, me gusta esta tradición", dice, como también su amigo Isidro Valverde (18 años). "Me entró el gusanillo. La Semana Santa es la vida", agregó. Para Graciano Maujo (50 años) hacerse cofrade es otra cosa: "En una situación de crisis de valores como la que vivimos, es una forma de hacerte más fuerte", agrega. Ellos son nuevos cofrades, como también las ediles populares María Ablanedo y Covadonga Díaz, que allí estaban, recibiendo el bautismo, como Marcos, pero despiertas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine