31 de diciembre de 2016
31.12.2016

Alarma en el centro por robos en pisos tras forzar las cerraduras

Los últimos casos fueron en Matemático Pedrayes y la calle Independencia, donde los ladrones se llevaron joyas y dinero

31.12.2016 | 03:01
Vista general de la calle Matemático Pedrayes.

La Policía Nacional investiga varios robos en domicilios del centro de Oviedo ocurridos en las últimas semanas, los más recientes en las calles Matemático Pedrayes e Independencia donde los ladrones se llevaron joyas, dinero y cajas fuertes. Según ha podido averiguar este periódico, el modus operandi de los cacos consiste básicamente en forzar las cerraduras y entrar en viviendas previamente seleccionadas por la tarde y cuando no hay nadie.

Los agentes tratan de determinar si los ladrones acceden a los domicilios por el método del "resbalón, que consiste en mover el pestillo introduciendo una radiografía o una tarjeta de crédito y sólo funciona cuando la puerta está cerrada sin haber echado la llave. O bien si logran entrar por medio del llamado método "bumping", basado en insertar una llave en la cerradura y golpearla con un objeto hasta conseguir que las piezas o pistones se separen liberando así el giro de la llave.

Todo apunta a que se trata de especialistas porque actúan en el momento preciso en que las viviendas están vacías, y normalmente lo hacen alrededor de las seis o las siete de la tarde. Además, en algunos casos los ladrones habrían ido previamente a los edificios elegidos haciéndose pasar por trabajadores de compañías eléctricas o de seguros para llamar en cada puerta con el objetivo de saber cuáles están vacíos e incluso estudiar los horarios de sus moradores.

Oviedo sufrió una oleada de robos por "bumping" en verano. Una banda experta entró en una treintena de domicilios sin dejar huellas y se llevó oro, joyas, dinero o dispositivos digitales, pero rara vez objetos de grandes dimensiones o electrodomésticos. Los barrios más afectados fueron Ciudad Naranco, Pumarín, Vallobín y La Corredoria.

Desde finales del pasado mes de julio se sucedieron denuncias de ovetenses que al regresar a casa de sus vacaciones se encontraron con sus hogares desvalijados. Las últimas denuncias formalizadas correspondieron a la calle Rodríguez Cabezas, en la zona de Pumarín, y a la calle Menéndez Pelayo, en Ciudad Naranco, después de que el hijo de un ovetense de vacaciones revisase la vivienda comprobando que, tal y como temía su padre, también les hubieran robado.

La Policía Nacional llegó a realizar un llamamiento a la colaboración ciudadana y finalmente detuvo a varios implicados en "bumping".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine