07 de marzo de 2017
07.03.2017

Muere un hombre de 45 años en Trubia al ser aplastado por el árbol que troceaba

Luis Manuel Cabo Fernández, conocido como "Cuco", estaba partiendo el tronco tras haberlo talado cuando falló la sujeción y le pasó por encima

07.03.2017 | 15:22
Uno de los hermanos del fallecido, acompañado por un bombero y dos vecinos, junto al cuerpo de Luis Manuel Cabo Fernández y su motosierra.

Un hombre de 45 años de edad, Luis Manuel Cabo Fernández, perdió la vida ayer mientras troceaba un árbol de grandes dimensiones en la localidad trubieca de Las Cuestas, concretamente en una finca situada en una zona conocida como El Refuxial, en la carretera que discurre entre Trubia y Sama de Grado. Según las primeras pesquisas, el fallecido, conocido en el valle como "Cuco el de Cabo", había talado el árbol con su motosierra y se encontraba cortándolo en trozos más pequeños en una parte de la parcela en la que hay una pendiente muy pronunciada. El tronco se estaba apoyado en el suelo, en posición horizontal y supuestamente asegurado para que no se moviese, pero las sujeciones fallaron y el árbol acabó bajando ladera abajo hasta pasarle por encima. La parte del tronco que lo aplastó tiene una longitud aproximada de siete metros, uno de diámetro y pesa "al menos ocho toneladas", según los cálculos de los bomberos y de algunos de los vecinos de la zona. Luis Manuel Cabo estaba soltero y no tenía hijos.

El suceso tuvo lugar alrededor de las seis y media de la tarde. "Escuché a mi madre dar voces y cuando salí a ver que pasaba lo vi tirado debajo del árbol", asegura la hija de los propietarios de la finca en la que ocurrió el suceso. La familia tiene la casa justo al lado. "Le habíamos dado permiso para que cortase el árbol para hacer leña", explicaba la madre de la joven entre sollozos a un grupo de vecinos del entorno. El fallecido vivía en una casa situada a escasos cien metros de la finca en la que perdió la vida. "Era un chaval formidable. Esto es una auténtica desgracia", se lamentaba José Manuel Álvarez, su vecino de enfrente, con las manos en la cabeza.

Los servicios de urgencia del 112 aseguran que los encargados de dar la voz de alarma fueron los operarios que se encuentran trabajando en las obras de ampliación de la carretera que discurre al lado de la finca (Trubia-Sama de Grado). Hasta el lugar del suceso se desplazaron con celeridad los Bomberos de Oviedo, la Guardia Civil de Trubia y la Policía Local de Oviedo, así como los servicios de emergencia. También se movilizó al helicóptero del 112, pero el médico que viaja a bordo sólo pudo certificar la muerte de Luis Manuel Cabo Hernández, que era muy conocido en Trubia. Dos horas después del accidente llegó a la zona la Policía Judicial y, poco después, el forense que posibilitó el levantamiento del cadáver.

El momento más duro llegó cuando los dos hermanos del fallecido se personaron en el lugar del suceso, en el que ya estaban sus cuñadas y un buen número de vecinos de la zona. Ambos bajaron acompañados por los bomberos a la zona de la finca en la que el cuerpo sin vida permanecía atrapado bajo el tronco, que fue frenado por otros dos árboles en mitad de la pronunciada pendiente. Los dos, por separado, se pasaron un buen rato sentados junto al cadáver de su hermano con lágrimas en los ojos y maldiciendo al destino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine