31 de marzo de 2017
31.03.2017

Los constructores llevan a los tribunales el IBI para ricos y quieren paralizarlo

El contencioso de los promotores contra la contribución a las grandes fortunas se suma al presentado por FADE, los abogados y doce empresas

31.03.2017 | 01:52

La Confederación Asturiana de la Construcción (CAC)-Asprocon ha optado por acudir a los tribunales en nombre de varios de sus asociados para evitar que el tripartito local (Somos, PSOE e IU) pueda sacar adelante el IBI para las grandes fortunas impulsado desde la concejalía de Economía que encabeza el podemista Rubén Rosón. Los constructores se unen así a los pleitos planteados por grandes superficies como Carrefour (Los Prados), la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), el Colegio de Abogados y otras once firmas que poseen en la ciudad grandes oficinas, garajes y hoteles.

Precisamente, el Ayuntamiento dio luz verde ayer, durante la celebración de la Comisión de Economía, a que el municipio se persone en las once causas presentadas, principalmente, por los grandes propietarios de aparcamientos de pago. Para Rubén Rosón esta lluvia de reclamaciones ante los juzgados de lo contencioso-administrativo de la ciudad "van contra la modernización del IBI para que 250 grandes propietarios paguen más y se reduzca el pago del impuesto a los más de 200.000 inmuebles de la ciudad". El edil de Somos responsable del área de Economía añadió que al repasar la lista de los afectados por el conocido popularmente como el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) para los ricos "se ve claramente a quién afecta la medida: a los grandes capitales de la ciudad, a los grandes propietarios".

Al edil podemista no le queda duda alguna de que estas grandes firmas "van por la vía judicial para tratar de pagar un poco menos. Esto en Oviedo ya se ha acabado. Desde el 1 de enero la ciudad es un poco más justa fiscalmente y pagará más quien más tiene". El tripartito calcula que con esta medida, que afectará a 253 grandes propietarios de oficinas, locales, centros hosteleros (fundamentalmente hoteles) y centros de ocio, se podrá recaudar unos tres millones de euros es ejercicio. Este aumento en al recaudación del IBI, según Rosón, "nos permite rebajar a todos los inmuebles de la ciudad el recibo del IBI entre el 4,5 y 6,8 por ciento".

Entre los propietarios que tendrán que pagar más en el recibo del IBI se encuentran los 17 principales hoteles de la ciudad, la estación de autobuses, la mayor parte de los garajes subterráneos y grandes superficies. Algunos cálculos señalan que la medida supondrá para lo que el tripartito denomina grandes fortunas un incremento de un 70 por ciento en el recibo de la contribución.

El cálculo para considerar a un inmueble propiedad de una gran fortuna se hace tomando como referencia el valor catastral. En el caso de las oficinas, los edificios de uso industrial, los de uso comercial, los almacenes y garajes, el valor catastral a partir del que se empieza a pagar el IBI para ricos es de un millón de euros. Para el ocio y la hostelería se sitúa en 2,6 millones. Y para los usos deportivos llega a los 7,6 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine