06 de diciembre de 2017
06.12.2017

Desalojan tres pisos en Pedro Miñor al caer el techo de uno de ellos y el alero de la fachada

La vivienda más afectada del inmueble, situado en la calle Jacinto Benavente, estaba vacía cuando se cayó la cubierta

06.12.2017 | 03:57
Un bombero comprueba el estado de uno de los pisos desalojados.

La jefa del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Oviedo (SEIS), Carmen del Prado, decretó ayer el desalojo de las tres viviendas ubicadas en el tercer piso del edificio número 3 de la calle Jacinto Benavente -en las inmediaciones de la Plaza Pedro Miñor- tras comprobar que "existe un gran riesgo por defectos en la cubierta" del inmueble.

Los bomberos fueron los encargados de dar la voz de alarma y de poner sobre aviso a sus mandos. Los operarios del SEIS acudieron al edificio sobre las ocho de la mañana tras recibir una llamada de un vecino avisando de que se habían desprendido "unos seis metros del alero del edificio" y que los escombros estaban desperdigados por la calle. Lo primero que hicieron al llegar fue comprobar que no había ningún herido, pero una vez hecho esto se dieron cuenta de que el problema iba aún más allá del desprendimiento. Mientras retiraban los escombros se percataron de que en una de las viviendas del tercer piso del inmueble se había producido un hundimiento del forjado del salón, es decir, que el techo se había venido abajo. Actualmente esa vivienda estaba deshabitada, lo que pudo haber sido crucial para evitar una desgracia.

Según sostienen los bomberos, el desprendimiento del techo de la vivienda se produjo ya "hace unos días" como consecuencia de que en el sobretecho del salón "se había construido un desván y no tenía suficiente capacidad para resistir el peso de todo lo depositado en el mismo". Los efectivos del cuerpo municipal procedieron entonces a revisar el sobretecho de las otras dos viviendas de esa misma planta y pudieron comprobar que la cubierta del edificio en esa zona "está en muy mal estado e incluso con una viga rota".

En base a la información recabada por los miembros del SEIS, hace menos de diez años la comunidad del edificio habría contratado a una empresa para reforzar la cubierta, aunque el techo no pudo resistir el peso y se vino abajo. Después de estudiar a fondo el problema, Carmen del Prado ha decidido desalojar las viviendas para preservar la integridad de los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine