Psiquiatría y psicología en el siglo XXI

La Clínica San Rafael, ubicada en La Corredoria, lleva más de 60 años tratando a los asturianos y sus patologías psiquiátricas y psicológicas

26.04.2016 | 03:51
Detalle del amplio jardín trasero de la Clínica San Rafael.

La forma de vida, los cambios sociales, la mayor supervivencia en muchas enfermedades somáticas como infartos, cáncer, amputaciones o ictus, así como la inestabilidad laboral por diversas circunstancias y los divorcios o separaciones son factores que suponen cambios importantes en la vida de las personas y a los que, de una forma u otra, hay que adaptarse.

Algunos lo hacen sin problemas, pero en un porcentaje muy alto de la población frente a estas situaciones aparecen trastornos como la ansiedad, problemas adaptativos u otras patologías psiquiátricas menores que si se tratan de forma adecuada pueden resolverse y que si se dejan evolucionar acaban asociándose, en algunas ocasiones, a patologías más graves.

La Clínica San Rafael dispone de consultas externas para pacientes privados, sociedades, mutuas y otros organismos concertados; consultas psicológicas y psiquiátricas, peritajes, segundas opiniones y también hospitalización para aquellos pacientes que lo precisen.

La rapidez en el acceso a un especialista y la colaboración psicólogo-psiquiatra permite un tratamiento individualizado y específico, sin largas esperas, y la realización de un abordaje multidisciplinar cuando sea necesario.

Psiquiatría. La psiquiatría es la rama de la medicina que se ocupa del estudio, prevención y tratamiento de los trastornos psíquicos en sus distintas formas, tanto en su vertiente de tratamiento ambulatorio como en la necesidad de internamiento.

Psicología. La psicología se encarga de la evaluación, diagnóstico y tratamiento de los distintos trastornos psicológicos y de conducta. Utiliza escalas de evaluación clínica estandarizadas. Las técnicas terapéuticas de atención psicológica van dirigidas a todas aquellas personas que necesiten ayuda, tanto para saber cómo resolver un problema o una situación que les preocupa o qué decisión tomar, como para abordar una situación de duelo, hasta asumir una enfermedad grave o superar conflictos profesionales. Es útil también en la ayuda a las víctimas de violencia de género y en el tratamiento integral de las psicosis además de permitir mejorar la calidad de vida, disminuir las reacciones adversas al estrés, ansiedad, depresión y mejorar la adaptación de los pacientes y familiares.

Psicoterapia. Las técnicas terapéuticas utilizadas por nuestros psicólogos clínicos son métodos psicológicos científicamente probados.

-Terapia cognitivo conductual (TCC).

-Terapias de tercera generación: la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT). La Psicoterapia Analítica Funcional (FAP). La Terapia Dialéctica, la Terapia Integral de Pareja, la Terapia de Activación Conductual, la Terapia Cognitiva con base en el Mindfulness, que puede entenderse como atención y conciencia plena. Se trata de centrarse en el momento presente de forma atenta y reflexiva. Vivir el aquí y ahora. Se practica Mindfulness cuando se es consciente de lo que se está haciendo, pensando o sintiendo. Su propósito es ayudar a las personas a afrontar dificultades psicológicas. Permite aumentar la concentración, reduce automatismos, minimiza efectos negativos de la ansiedad, reduce el sufrimiento y la impulsividad, ayuda a identificarse menos con los pensamientos. Asimismo, ayuda a manejar el miedo, la incertidumbre, la ira y la tristeza y se aplica en estrés asociado a enfermedades, tratamiento de los trastornos psicofisiológicos o psicosomáticos, dolor agudo, mejorar los hábitos alimenticios o abordaje de los trastornos de personalidad.

Hospitalización. La hospitalización es un instrumento técnico importante para el tratamiento del enfermo psíquico y tiene que contemplarse como posibilidad dentro del conjunto de medidas que comprende el proceso terapéutico.

-Hospitalización de pacientes agudos. Atender a enfermos psiquiátricos en situación aguda o de crisis que no puedan ser tratados en el entorno familiar y social, en régimen de atención continuada 24 horas, con dotación de personal especializado.

-Hospitalización media estancia. Destinada a pacientes que requieran un internamiento superior a los 20 días y aquellos pacientes que han sido dados de alta en un centro de agudos, pero que de forma voluntaria prefieran continuar el proceso terapéutico en un entorno controlado.

-Hospitalización de larga estancia. La Clínica San Rafael ofrece la posibilidad de atención especializada a las personas con enfermedad mental grave y prolongada, que conlleve dificultades en su funcionamiento social autónomo o que precisen cuidados sociosanitarios prolongados en el tiempo y que no pueden permanecer en el ambiente familiar.

Peritajes psicológicos y psiquiátricos. Informes de dictamen pericial o de asesoría. Realizados por un psiquiatra y un psicólogo clínico, en los que se actúa siempre según los principios éticos y legales vigentes, respetando la imparcialidad, la intimidad y la confidencialidad.

Consultas de 2.ª opinión. La Clínica San Rafael pone en marcha un Servicio de 2.ª Opinión en Psiquiatría y Psicología Clínica en el que se busca dar respuesta al paciente sobre su diagnóstico, tratamiento farmacológico y la necesidad o no de un tratamiento psicoterapéutico.

TEC. En la Clínica San Rafael emplean la terapia electroconvulsiva, tratamiento altamente efectivo en patologías mentales graves, pacientes resistentes a tratamiento farmacológico o cuando existe contraindicación para el uso de psicofármacos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine