La junta militar birmana confiscó los convoyes con suministros de la ONU

El Gobierno acepta la entrada de un avión con ayuda humanitaria de EE UU

10.05.2008 | 00:00
Unos niños huérfanos, alojados cerca de Yangon, en Myanmar. Unos niños huérfanos, alojados cerca de Yangon, en Myanmar.

Bangkok, Agencias

Las autoridades de Myanmar dieron ayer su aprobación para que un avión militar estadounidense cargado de suministros de ayuda para las víctimas del ciclón Nargis aterrice en Birmania el próximo viernes, según informó la Casa Blanca.


Washington ha anunciado que va a «continuar trabajando con el Gobierno de Birmania para que permita un mayor acceso no sólo a la asistencia estadounidense sino también a la asistencia de las ONG y de otros países». Por su parte, el Pentágono expresó su deseo de que la autorización del vuelo estadounidense haga posible entregar aún más ayuda estadounidense a Birmania. Aviones y equipos de emergencia estadounidenses se encuentran en Tailandia a la espera de que Birmania autorice su entrada en el país.


La ONU suspendió ayer su envío de ayuda a los damnificados por el ciclón después de que la junta militar confiscara sus cargamentos, aunque indicó que piensa reanudarlos hoy mismo.


El organismo internacional formuló también un llamamiento a sus 192 estados miembros a que aporten 187 millones de dólares (121 millones de euros) para asistir a las alrededor de 1,5 millones de personas afectadas por el ciclón. «El horizonte planeado para esta petición es de seis meses», indicó la ONU en un documento en el que detalló la solicitud de contribuciones.


La petición contempla 56 millones de dólares para alimentos, casi 50 millones para las cuestiones logísticas y unos 20 millones para dar cobijo a los desplazados tras la catástrofe natural.

noticias de La Nueva EspañaMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Nueva España