Dramática escapada en un coche robado a la policía
 

Un delincuente que huía en Vitoria mata en un choque frontal a un escolta de Oviedo


José Luis Barbón Fernández, de 32 años, casado y vecino de La Rioja, trabajaba en la protección de la vicepresidenta de las Juntas de Álava

11.05.2010 | 15:59
Estado en el que quedó el coche policial.
Estado en el que quedó el coche policial.

Oviedo, L. Á. VEGA / Agencias
La enloquecida fuga de un delincuente habitual de Miranda de Ebro (Burgos) terminó el domingo en tragedia a pocos kilómetros de Vitoria (Álava), tras colisionar, cuando circulaba en sentido contrario, contra el vehículo conducido por el ovetense José Luis Barbón Fernández, de 32 años, que falleció, como el ex convicto, a resultas del brutal impacto. Barbón Fernández, casado y residente en la localidad riojana de Haro, era escolta de la vicepresidenta socialista de las Juntas Generales de Álava, Eva Jiménez, con quien iba a encontrarse para acudir a un acto previsto en Bilbao. Barbón, que creció en el barrio ovetense de Otero, no llegó a su cita. La familia del fallecido, que acudió a Vitoria a recoger sus restos, está destrozada por esta muerte sin sentido.

Todo se inició a las ocho de la mañana del domingo, cuando la Policía Local de Miranda de Ebro recibió el aviso de que un individuo, que luego sería identificado como Carlos V. P., de 43 años y con 18 antecedentes de por robo con fuerza, proxenetismo y tráfico de drogas, estaba molestando a los clientes de un bar, armado con un palo y acompañado de un pitbull. En la zona se personaron una patrulla de la Policía Local y otras dos del Cuerpo Nacional de Policía. C. V. P. ya se había montado en su coche y emprendió la huida, colisionando con dos de los coches policiales.

El delincuente tomó la Autovía del Norte (A-I) hacia Vitoria. Dos coches de la Policía lograron alcanzarle y empujarle contra el quitamiedo. Luego llegó otro coche de la Policía Local de Miranda. En ese momento, todo se precipitó. C. V. P. salió de su furgoneta y ordenó a su perro que atacase a los policías. El pitbull sería luego abatido. Consiguió luego entrar en el coche de la Policía Local y huyó hacia Vitoria. En el acceso a Vitoria (N-102), a unos cinco kilómetros de la capital, se produjo el infausto accidente.

La muerte de José Luis Barbón ha causado conmoción en Oviedo, especialmente en Otero. Trabajaba en el sector de la seguridad desde hace unos cinco años, coincidiendo con su traslado a Haro. Eva Jiménez, la diputada foral a la que escoltaba resaltó la «responsabilidad en el trabajo» de Barbón y el impacto que le causó lo ocurrido. El escolta llevaba varios años casado con otra ovetense, Lucía Eslava Méndez, aunque no tenían niños. Tanto ella como los padres del fallecido, Juan Carlos y María Nieves, y su hermana, estaban ayer destrozados. El cadáver de José Luis Barbón llegó a las ocho de la tarde de ayer al tanatorio de Los Arenales. Hoy martes se celebrará una misa de funeral en la parroquia de San Lázaro, a las cuatro de la tarde. Luego será incinerado.

El causante del accidente, Carlos V. P., fue condenado en mayo del año pasado a tres años de cárcel por delitos contra la salud pública, allanamiento de morada y amenazas, pero ahora estaba en libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine