09 de abril de 2018
09.04.2018

Tres años de la muerte de Denise Pikka Thiem, la peregrina asesinada en el Camino de Santiago

El aniversario se cumple días después de que el Supremo confirmara los 23 años de cárcel para Miguel Ángel Muñoz Blas

09.04.2018 | 03:46
Miguel Ángel Muñoz Blas durante el juicio.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo confirmó el pasado 26 de marzo la condena de 23 años de prisión a Miguel Ángel Muñoz Blas por los delitos de asesinato y robo con violencia a la peregrina estadounidense que realizaba el Camino de Santiago, Denise Pikka Thiem, a la que asesinó hace ahora tres años cerca de Astorga (León).

Muñoz Blas reconoció inicialmente que había matado a la peregrina ante la jueza de Astorga que instruyó el caso, pero meses después cambió su versión y durante el juicio afirmó que se lo inventó todo al sentirse presionado por la policía cuando fue detenido el 11 de septiembre de 2015 en Grandas de Salime (Asturias).

Denise Pikka, que había iniciado en solitario el Camino de Santiago en Pamplona el 6 de marzo de 2015, estaba cubriendo la etapa desde Astorga (León) hasta la localidad de El Ganso (León). En un momento determinado se desvió de la ruta oficial para visitar el pueblo de Castrillo de los Polvazares (León) y, al salir del mismo, se desorientó debido a que siguió las indicaciones de una flecha amarilla que, en vez de devolverle a la ruta oficial, le llevó por un camino que pasa delante de la casa de Miguel Ángel Muñoz.

Cuando la peregrina pasó andando, el acusado se acercó a ella y la acompañó durante un tramo del trayecto. En un momento determinado, la joven, como consecuencia del comportamiento del acusado, "se sintió molesta por la actuación y presencia de éste", y él le propinó un fuerte golpe en la cabeza con un objeto contundente, lo que hizo que ella cayera al suelo. La había matado.

El acusado arrastró el cadáver a un lugar apartado, le quitó la mochila y le cortó el cuello. Luego la desnudó para acelerar el proceso de descomposición, y lo ocultó bajo tierra en un agujero, cerca de su casa y del lugar donde la había matado. Pero antes le cortó las manos, que no fueron encontradas. Tiempo más tarde, en fecha no determinada de finales del mes de agosto de 2.015, "ante la presión policial y el temor de ser descubierto", el acusado desenterró el cadáver y lo trasladó al lugar donde fue hallado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine