Andrés Pajares queda en libertad acusado de amenazas y lesiones

El actor, que agredió a los trabajadores de un bufete de abogados, se sintió mal entre rejas y fue llevado al hospital

01.05.2008 | 00:00

Madrid


La titular del Juzgado de instrucción número 3 de Madrid ordenó la libertad con cargos para el actor Andrés Pajares, al que acusa de un delito de amenazas y dos faltas de lesiones cometidos cuando agredió a los trabajadores de un bufete de abogados de la capital.


Según informaron a la agencia «Efe» fuentes jurídicas, la juez, tras tomar declaración al actor, ha dictado también como medida cautelar una orden de alejamiento para que Pajares no se acerque a menos de 500 metros del despacho de abogados ni a las personas a las que agredió.


Las mismas fuentes han explicado que durante el tiempo que Pajares ha estado bajo custodia policial ha recibido el trato de cualquier detenido común y, de hecho, ha compartido calabozo con varias decenas de detenidos que esperaban, como él, a prestar declaración.


El actor fue detenido el martes por la mañana y trasladado a dependencias de la Comisaría de Chamartín, pero ya avanzada la madrugada aseguró que se sentía mal, por lo que los agentes decidieron trasladarle al Hospital Gregorio Marañón para que fuera explorado por un médico. Según un joven que dijo haber compartido calabozo con el artista, éste empezó a gritar y dar golpes contra la puerta. Fue sacado de la celda y, según las palabras de este supuesto testigo, se desmayó. Tras ser reconocido, sobre las once y media de ayer, el actor fue dado de alta y posteriormente fue conducido a los Juzgados de plaza de Castilla, donde pasó a disposición judicial.


Pajares fue detenido tras amenazar supuestamente a los miembros de un bufete de abogados de Madrid, a los que intimidó con un arma simulada y un aerosol irritante. El suceso ocurrió sobre las 12.45 horas, cuando el actor acudió con una gorra, un bigote postizo y una pistola simulada al bufete Castellana Abogados, situado en la calle Rafael Salgado de Madrid, y amenazó a sus empleados, a los que roció con el aerosol. Según el portero de la finca en la que está situado este bufete, que llevaba temas fiscales del actor, Pajares golpeó con la culata de su pistola a la esposa del socio principal del despacho de abogados. El actor fue reducido por los trabajadores del bufete, quienes avisaron a la Policía, que detuvo al actor por el incidente y lo trasladó a la Comisaría de Chamartín. La detención de Pajares, de 68 años, se produce después de su frustrado regreso profesional para celebrar 50 años en los escenarios.

Enlaces recomendados: Premios Cine