Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Daniel Ripa, líder de Podemos, recibió 60.000 euros para una tesis que no leyó

El dirigente político asegura que presentará el trabajo antes de septiembre, con dos años de retraso

Daniel Ripa.

Daniel Ripa.

El secretario general de Podemos en Asturias y diputado electo en la Junta General del Principado, Daniel Ripa, recibió 60.000 euros del programa autonómico de ayudas predoctorales "Severo Ochoa" entre el 1 de septiembre de 2009 y el 31 de agosto de 2013 para realizar una tesis que aún no ha leído. Las bases del concurso recogen que "procederá el reintegro de las cantidades percibidas y la exigencia del interés de demora correspondiente desde el momento del pago de la subvención hasta la fecha en que se acuerde la procedencia del reintegro en caso del incumplimiento total o parcial del objetivo". Ripa señala que la FICYT, la fundación vinculada al Principado que se encarga de conceder el dinero, no le ha reclamado ninguna cantidad, que presentó un informe para justificar el trabajo científico realizado durante el período en el que recibió los fondos y que su tesis verá la luz "antes de septiembre".

Ripa ingresó en un programa de doctorado vinculado al departamento de Psicología de la Universidad de Oviedo el 16 de octubre de 2007, tal y como señalan documentos académicos a los que ha tenido acceso este diario. Poco después, obtuvo la suficiencia investigadora, nivel necesario para elaborar una tesis, y optó a las ayudas del programa "Severo Ochoa, que logró en concurrencia competitiva con otros candidatos. Matriculó su tesis, dirigida por el profesor Juan Herrero, el 23 de marzo de 2011, bajo el título "La influencia de las acciones de responsabilidad social y corporativa en la mejora del bienestar psicosocial y la inclusión social". A partir de ese momento, como el resto de los adjudicatarios, disfrutó de dos años de beca y otros tantos de contrato, vinculado a la institución académica asturiana. Sin embargo, a 20 días de que expirara su período de ayudas, el 12 de agosto de 2013, comunicó a la FYCIT que renunciaba a seguir con sus labores.

Durante el período de beca-contrato, Ripa recibió 16.000 euros brutos por año para su formación, que incluía labores docentes en las facultades de Psicología y Economía y Empresa, donde impartió parte de las asignaturas de Psicología Social, Dinámica de Grupos y Comunicación y Márketing. Además, realizó estancias en tres universidades extranjeras, todas ellas incluidas en el "top 100" internacional, según los ránkings más prestigiosos: Auckland (Nueva Zelanda), Católica de Lovaina (Bélgica) y Nottingham. Colaboró con Naciones Unidas y participó en más de cincuenta contribuciones científicas.

"Semestralmente, he entregado informes de avance de la tesis doctoral, todos ellos valorados correctamente por mi director de tesis y por la FICYT", señaló ayer Ripa, a preguntas de este diario. El secretario general de Podemos explicó además que decidió rescindir su contrato en agosto de 2013 "al ser contratado como técnico experto en salud laboral por la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en Ginebra, un organismo dependiente de la ONU". "El motivo de la rescisión fue la falta de oportunidades de continuidad laboral para ejercer una carrera investigadora en la Universidad de Oviedo debido a los recortes", añadió.

El máximo responsable en Asturias del partido liderado por Pablo Iglesias a nivel nacional indicó también que "antes de abandonar mi puesto de trabajo y, dentro de la legalidad, aporté un informe final de rendimiento a la FICYT, incluyendo las publicaciones científicas realizadas, que fue valorado correctamente". Según el testimonio de Ripa, "a ese informe se acompañaba una propuesta de ampliación de plazo de entrega de la tesis doctoral, circunstancia que está reconocida y aceptada por la FICYT, y que debiera servir para que las publicaciones enviadas a revistas científicas fueran aceptadas e incorporadas a la tesis".

El líder de Podemos justificó además la demora de más de dos años en la lectura de la tesis para la que recibió las ayudas. "Durante este tiempo he estado realizando correcciones a las revisiones de los artículos enviados a diversas revistas científicas de impacto internacional y eso ha implicado un mayor retraso del esperado, ya que inicialmente esperaba haber leído la tesis en el curso 2013-2014", subraya. "Asimismo, tengo matriculada la tesis doctoral en el departamento de Psicología en el curso 2014-2015. La tesis está finalizada y en espera de ser depositada en el departamento para ser leída antes de septiembre de 2015". Miembros de este departamento confirmaron ayer a este diario que esa tesis "no se ha leído ni presentado ni conocemos su estado".

Compartir el artículo

stats