Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Monte limpio, monte sucio

Monte limpio, monte sucio

Monte limpio, monte sucio

Las imágenes superiores, puestas así, una junto a otra, informan con crudeza y absoluta veracidad de lo que está sucediendo aquí. Es la distancia enorme que separa un bosque cuidado y mantenido, rentable, de otro dejado al albur de la naturaleza. A la izquierda se ve el aspecto del monte de pinos de propiedad privada, limpio y saneado, en la localidad de Brusquete, en el concejo de Villanueva de Oscos. Esa es la excepción en la masa forestal asturiana. En la fotografía de la derecha se contempla la norma del monte de la región, un eucaliptal sin conservación a la salida de Vegadeo.

Compartir el artículo

stats