Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RAFAEL LAGUENS | Presidente de la Federación de Veterinarios Europeos (FVE)

"España debe reducir el uso de antibióticos, lo dicen la UE y la ONU"

"Un animal al que se trata bien, que no tiene estrés, es más sano que el resto; pasa igual con las personas"

Rafael Laguens García (Cáceres, 1952) es el primer español en presidir la Federación de Veterinarios Europeos, una institución con más de 40 años de historia que representa a 230.000 profesionales de 38 países. Licenciado en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza, Laguens participó ayer en Oviedo en las Jornadas nacionales de Seguridad Alimentaria, en las que habló del nuevo reglamento europeo de enfermedades transmisibles.

-¿En qué consiste este reglamento?

-Es una norma que pretende unificar toda la legislación existente sobre salud animal a nivel europeo. Ya hay normativa sobre este tema, pero es mucha, no homogénea y está un poco deslavazada.

-¿Es un cambio positivo?

-Yo creo que sí. Aunque el reglamento se aprobó este año, su plena aplicación no será hasta 2021. La idea fundamental que recoge es prevenir antes que curar. Europa dice que hay que hacer un esfuerzo para que los animales estén bien y de esta evitar que se pongan enfermos. Eso no sólo beneficia a nivel económico a sus propietarios, sino también a los consumidores. Un tema en el que yo hago mucho hincapié es en reducir el uso de antibióticos. Hay bacterias que ya se han habituado a determinados antimicrobianos y que han perdido eficacia. Tanto la Comisión Europea como la ONU mantienen una lucha contra esta situación. Los políticos nacionales tienen que tomar buena cuenta de ello y buscar una solución. Para ello es imprescindible la colaboración de médicos, veterinarios, ganaderos e incluso pacientes. En seguridad alimentaria, España está al primer nivel, pero le falta ponerse las pilas con el uso de antibióticos. En eso nos toman ventaja otros países, como Dinamarca, Holanda y Alemania.

-¿El nuevo reglamento va implicar más control para el sector productivo?

-Controles habrá que hacer siempre los necesarios. Pero uno de los conceptos que trata este reglamento es que vale más hacer las cosas con estímulos que con castigos. Castigos en una ley siempre los hay, pero el objetivo es ser más optimista.

-¿Y cómo?

-Europa presta mucha atención a las medidas de bioseguridad, es decir, a la limpieza. El reglamento dice que hay una interrelación muy directa entre el bienestar y la sanidad de los animales. Un animal al que se le trata bien, que no tiene estrés, es más sano que el resto. Pasa igual con las personas. Y eso hay que controlarlo. A partir de ahora el ganadero tendrá que avisar al veterinario cuando vea algo que se sale de lo normal. También tendrá que someterse a visitas sanitarias para tratar de prevenir enfermedades, recibir asesoramiento sobre cómo tratar a los animales y obtener una mayor productividad.

-¿Estamos expuestos a una nueva crisis alimentaria como las vacas locas o la gripe aviar?

-El riesgo cero no existe, pero vivimos en Europa y ésta es la zona del mundo con mejores estándares de calidad alimentaria, sin lugar a dudas. Tenemos las herramientas suficientes para que no suceda, pero nadie puede garantizar que no haya una nueva crisis alimentaria. Hoy en día vivimos en un mundo global y eso quiere decir que nos movemos de turismo, compramos productos de cualquier país, vendemos los nuestros a cualquier sitio y los animales se mueven por todo el mundo. Hay muchos riesgos. Pero incluso si se produjese una crisis, tendríamos la preparación necesaria para actuar con rapidez.

Compartir el artículo

stats